Menu Big Bang! News
Política imputados por el accidente de 2012

El nuevo y millonario contrato del Gobierno con los Cirigliano

Mario y Claudio Cirigliano operaban el Ferrocarril Sarmiento cuando sucedió la tragedia de Once. Ahora sellaron con el ministerio de Planificación un acuerdo de 437 millones de pesos para el Centro Cultural Kirchner.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A pesar de sus antecedentes, el grupo Cirigliano sigue manteniendo una provechosa relación comercial con el Gobierno Nacional.

Se trata del mismo conglomerado que (a través de TBA) operaba el Ferrocarril Sarmiento en febrero de 2012, cuando la tragedia en Once se cobró la vida de 51 personas.

La empresa Corporate Corp S.A., que pertenece a los hermanos Mario y Claudio Cirigliano, se encargará del “diseño, suministro, instalación y puesta en funcionamiento de los sistemas audiovisuales y multimedia del Centro Cultural Kirchner”.

Así, recaudará más de 437 millones de pesos del Estado.

Según publicó el Boletín Oficial en su Decisión Administrativa 443/2015, el ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido, adjudicó esa licitación a los hermanos empresarios.

Claudio Cirigliano junto a CFK. Detrás. el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi.

El 22 de febrero de 2012, cuando sucedió la tragedia de Once, De Vido tenía bajo su órbita a la secretaría de Transporte, a cargo de Juan Pablo Schiavi.

El ministro debía controlar a los Cirigliano, que hoy forman parte del grupo de 29 imputados por la muerte de los 51 pasajeros en ese fatídico día.

La tragedia de Once fue un antes y un después para los argentinos.

Esta no es la primera vez que la compañía se queda con un negocio millonario con la Nación.

En 2010, Corporate Corp fue adjudicada en el plan Conectar Igualdad, con el que el gobierno lanzó 250 mil netbooks. Fue “el mayor beneficiario de la licitación, obteniendo no sólo el lote de importación, sino también el lote de fabricación con ensamblado nacional de 88 mil netbooks”, según destaca la empresa en su página web.

Además de Corporate Corp, participó de esta licitación Esuco S.A, otra gran beneficiaria de la obra pública kirchnerista. Su dueño es Carlos Wagner y la empresa ha desarrollado proyectos millonarios durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Entre sus adjudicaciones están el aeropuerto de Rio Gallegos, la protección costera en la central hidroeléctrica Yacyretá-Apipé y la polémica estación de seguimiento espacial China en la provincia de Neuquén.

La presidenta junto a Carlos Wagner, presidente de Esuco S.A.

El detalle de la nueva compra gubernamental

- Sistema audiovisual para la Sala Sinfónica ($ 79 millones);

- Sistema audiovisual para la Sala de Cámara. ($ 76 millones);

- Sistema audiovisual para cuatro salas de reuniones ($ 51 millones);

- Sistema de gestión de media ($ 131 millones);

- Red de datos para administración, monitoreo y control, ingeniería y mantenimiento ($ 9 millones);

- Cartelería digital ($ 15 millones).

- Equipamiento adicional para eventos ($ 7 millones)

- Kit auxiliar para producción ($ 3,6 millones)