Menu Big Bang! News
Política Postura de la querella

El perito de los Nisman dice que "el asesino" se lavó las manos

Daniel Salcedo declaró ante la fiscal Viviana Fein que “el matador” del fiscal a cargo de la UFI-AMIA se lavó las manos en la bacha del baño. Otros dos peritos dijeron que no hubo nadie más en el lugar.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El perito de la familia del fallecido fiscal Alberto Nisman declaró ante la fiscal Viviana Fein que el ex titular de la UFI-AMIA fue asesinado por un hombre que antes de retirarse de su departamento en las torres Le Parc se lavó las manos en el mismo baño donde fue encontrado el cuerpo.

“El perito de la familia del fiscal, Daniel Salcedo, sostuvo que la persona que mató a Nisman usó la bacha para lavarse las manos, y que la ausencia de determinadas manchas de sangre demuestra que hubo otra persona con el fiscal”, dice el diario Clarín.

Los peritos de la familia de Nisman son los únicos que insisten que la muerte del fiscal fue consecuencia de un homicidio y no un suicidio como sostienen la mayor parte de las evidencias incorporadas en la causa.

Salcedo es el perito designado por Arroyo Salgado.

Salcedo, ex titular de la Policía Bonaerense, declaró durante varias horas como testigo ante la fiscal Fein. El diario agrega que “en un momento de la declaración, la fiscal aludió a “la animación digital que presentó” Salcedo como parte de su informe, y mencionó que en esa reproducción el presunto homicida se lava las manos. Y el propio Salcedo lo menciona cuando explica cómo se produjeron para él las manchas en la puerta del baño. Dijo que no las hizo Nisman al caer porque tenían una “proyección descendente” y “un punto de inicio a 60 centímetros de altura, casi medio metro por encima de donde quedó ubicada la cabeza de la víctima”. Para él, esas manchas pudieron haberse generado porque el “matador” sacudió las manos y ello “tiene que haber sido antes de lavarse””.

El perito oficial, Nicolás Vega Laiun, “jefe de servicio” de la Unidad Criminalística de la Policía Federal la noche del operativo, y el de la defensa, Luis Olavarría, dijeron en cambio que Nisman estaba solo en el baño y que la puerta del baño estaba cerrada en el momento del disparo. Los dos peritos descartaron la participación de otra persona.

“Los tres peritos fueron consultados por la fiscal y los abogados de parte con gran nivel de detalle sobre la mancha que se encontró en la mesada junto a la bacha y las que no se advirtieron en el canto ni la cajonera del vanitory. Según Vega Laiun, si la mancha de la mesada se hubiera producido, como explicó Salcedo, por “proyección intracraneal” (salido del orificio de la bala al momento del disparo) el canto y los cajones del vanitory deberían haber estado manchados de sangre”, agrega el diario.

Según Salcedo, “el matador habría estado ubicado por detrás (de Nisman) a la derecha y de pie. Nisman estaría a rodilla a tierra a 47 centímetros del extremo lateral de la bañera, junto a la mesada”. Salcedo insistió en que el cuerpo del fiscal fue movido dentro del baño. Los otros lo descartaron de plano.