Menu Big Bang! News
Política Acto

En Mar del Plata, Macri citó a Perón y dio un mensaje a "los amigos sindicalistas"

Durante la inauguración de una planta de alfajores en Mar del Plata, el presidente pidió bajar el nivel de litigiosidad y aumentar la productividad.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mauricio Macri afirmó hoy que en Argentina "tenemos los impuestos al trabajo más altos del mundo", llamó a "los amigos sindicalistas" a "bajar nivel de litigiosidad" laboral, y reiteró que "los convenios laborales del siglo XX no sirven en el siglo XXI".

"Los impuestos al trabajo alcanzan a la mitad de los argentinos. Tenemos los impuestos al trabajo más altos del mundo. Hay muchas cosas para mejor y corregir, los países que más crecieron en los últimos años son los que más comerciaron entre ellos", enfatizó Macri.

 

Durante un acto en Mar del Plata al recorrer la planta de Havanna, el Presidente apuntó: "Los amigos sindicalistas tienen que ser una parte importante en esa mesa de diálogo. Hay que bajar el nivel de litigiosidad. Los convenios laborales del siglo XX no sirven en el siglo XXI, porque estamos en un mundo distinto". 

Macri llegó a Mar del Plata desde Córdoba. Allí también cuestionó los convenios.

El presidente reclamó a los empresarios y sindicalistas a sentarse "alrededor de una mesa" junto al gobierno nacional "y enumeró dos tareas: encontrar como "bajar el costo del capital" y cómo "logramos mejorar la productividad, eso que llamaba el general Perón la estrella polar de la Argentina".

Ante una platea en la que lo escuchaba el jefe de Gabinete de Fernando De la Rua, Chrystian Colombo, Macri señaló que "necesitamos muchas fábricas como eso para dejar de ser el granero del mundo para ser el supermercado del mundo y hasta un gourmet del mundo".

 

 

"Pero para eso tambien tenemos que sentarnos alrededor de una mesa gobierono, sindicalistas y empresarios y encontrar como logramos mejorar la productividad, eso que llamaba el General Perón la estrella polar", subrayó.

Por la mañana, Macri ya había insistido en la necesidad de rever los convenios laborales frente a cientos de empresarios que desbordaron el coqueto salón del Hotel Plaza.

“A los sindicalistas: hacerles entender que los convenios laborales del siglo XX ya no son herramientas para crecer en el siglo XXI”, justificó el mandatario, y siguió: “Tenemos que sentarnos y discutir de qué manera vamos a cuidar los trabajos que tenemos y generar millones más”.

 

 

El presidente retomó así la prédica que había iniciado hace 10 días cuando -tras la protesta por la ley “emergencia social” en el Congreso- pidió "una renovación interna sindical" y sentarse en una mesa a discutir todos los convenios laborales de vuelta"