Menu Big Bang! News
Los contactos secretos entre Macri y Lorenzetti

Los contactos secretos entre Macri y Lorenzetti

Política Tras los polémicos nombramientos

En las sombras: los contactos secretos entre Lorenzetti y Macri

El flamante jefe de Estado dialogó tres veces por teléfono con el presidente de la Corte Suprema de Justicia antes de conocerse las designaciones de Rosenkrantz y Rosatti en la Corte. El visto bueno del titular del máximo Tribunal y el vínculo que los une con los nuevos integrantes. Un vínculo que lleva varios años y que se fortaleció con Macri presidente. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Durante el fin de semana intercambiaron un llamado para hablar sobre el tema. Mauricio Macri le comunicó los dos nombres que barajaba como alternativa para llevar a cinco los miembros de la Corte Suprema de Justicia y Ricardo Lorenzetti le contestó que los apellidos en carpeta eran correctos.

Macri y Lorenzetti mantuvieron contactos antes de las designaciones en la Corte. 

Por la mañana del lunes dialogaron otra vez y el Presidente del máximo tribunal de Justicia terminó de dar el visto bueno acerca de las designaciones de los juristas Carlos Fernando Rosenkrantz y Horacio Daniel Rosatti para ocupar los dos cargos vacantes en la Corte. Incluso, por la tarde, y horas antes de darse a conocer la noticia, se comunicaron nuevamente.

El presidente mantuvo contactos previos a las designaciones de los jueces en la Corte.

En todo momento, detrás de la decisión de Macri de nombrar a los jueces por decreto, estuvo el influyente operador judicial, Daniel “el Tano” Angelici, presidente de Boca y su asesor en las sombras. El dirigente, junto a la “mesa jurídica” compuesta por un conjunto de abogados del PRO que se reunen semanalmente desde hace cinco años, alentaron la decisión.

Lorenzetti está conforme con la inclusión de Rosenkrantz y Rosatti en la Corte.

El vínculo entre el Presidente y Lorenzetti es fluido. Su diálogo es habitual, por lo que al anticiparle los nombres de sus futuros colegas Macri intentó demostrar un gesto de buena convivencia. Fuentes cercanas al entorno del Presidente de la Corte confiaron a BigBang que Lorenzetti está “muy conforme” con los apellidos designados y se mostró a favor de su ingreso en el Tribunal.

“Los perfiles están muy bien, los conoce a ambos ya que hace más de treinta años comparte la vida académica con ellos”, explicaron desde el entorno de Lorenzetti a este sitio.

Hace un mes, Lorenzetti y Rosenkrantz participaron de una charla en la Universidad de San Andrés sobre el Código Civil, uno de los puntos en los que coinciden ambos juristas. Además, ambos también disfrutan las charlas sobre filosofía del derecho. Con Rosatti, el titular de la Corte también compartió hace poco un encuentro académico sobre la vida universitaria en la provincia de Santa Fe.

La inclusión de los juristas a la Corte generó una fuerte polémica. 

Para Lorenzetti era importa sumar dos nuevos jueces a la Corte, ya que entendía que el futuro del tribunal no podía depender de que los fallos sean por unanimidad, tal como iba a ocurrir en caso de que siguiera funcionando con tres miembros. “Si bien se podía continuar con los integrantes actuales, ese escenario te pone en una situación complicada porque no poder tener mucho tiempo una Corte con fallos unánimes”, contaron a este sitio.

El presidente de la Corte ya se comunicó con Rosenkrantz y Rosatti para felicitarlos y dialogar sobre el proceso de ingreso de ambos. Las cordiales charlas duraron poco ya que ambos juristas se encontraban en el exterior, y regresaron ayer al país ante el anuncio. “Se conocen hace mucho tiempo, entonces las conversaciones son de gran confianza”, agregaron.  

Buena relación. El presidente y Lorenzetti mantienen diálogo continuo.

La decisión de Macri de imponer por decreto a los dos jueces en la Corte fue influenciado en buena parte por Angelici, quien ayer permaneció durante toda la jornada en la Casa Rosada. El presidente de Boca lo convenció de que valía la pena mostrar un gesto de poder ante el Congreso y también mantuvo conversaciones con el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, para convencerlo de llevar adelante la iniciativa. Y parece que el Presidente hizo lugar a sus recomendaciones.