Menu Big Bang! News
Política el dilema de la central

Entre el cambio y la continuidad, la CGT define su futuro

El dirigente de la UTA Roberto Fernández mostró su resistencia a un triunvirato en la conducción de la central sindical. "Si vamos a hacer algo nuevo, todo tiene que cambiar", apuntó.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Unidad. Ese fue uno de los mensajes reclamados en más de una ocasión por las distintas corrientes sindicales que integran a la CGT. Ahora, la posibilidad de un triunvirato compuesto por Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo está en duda. Entre las ideas de cambio y las propuestas de continuidad, esta mañana habrá una nueva cumbre sindical en UPCN.

La grieta en la CGT fue marcada por el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), uno de los referentes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). Roberto Fernández aseguró que “la futura conducción de la CGT la van a decidir los cuerpos orgánicos” y evaluó que “si vamos a hacer algo nuevo, todo tiene que cambiar”.

El dirigente de la UTA, Roberto Fernández, aseguró que "es necesaria gente nueva".

En este sentido, aseguró que son una gran mayoría los que comparten su pensamiento y analizó que es necesario incluir “gente nueva” para que “esto cambie”. Incluso, el gremialista no descartó la posibilidad de que la CATT integre la conducción al frente de la CGT – unidad. También se mostró partidario de una conducción “a la antigua”. Para él, debería tener un sólo secretario general y no un triunvirato. Eso, aseguró, garantizaría una central obrera “unida y sólida” para ponerle punto final a los “problemas puntuales de los trabajadores: la inflación y la falta de empleo”.

Las declaraciones de Fernández, en rechazo a una CGT con conducción de triunvirato, tuvo su contrapartida semanas atrás, cuando se reunieron Moyano, Barrionuevo y Caló, que intentan conformar un frente común de reclamos al Gobierno Nacional, tras los anuncios de las modificaciones en el pago del impuesto a las Ganancias.

Semanas atrás, las tres CGT se reunieron para avanzar en el diálogo de cara a la unidad.

De todos modos, Fernández aseguró que la división de las tres centrales obreras se dio debido a que encontraron un “país cada vez más quebrado y el movimiento obrero dividido en 4 o 5 (partes)". “Debemos discutir la necesidad de convocar en agosto a un plenario de secretarios generales de todos los gremios”, planteó. De todos modos, el sindicalista coincidió con Moyano, Barrionuevo y Caló: “Si no nos sentamos todos los sectores para discutir y llevar propuestas al gobierno, jamás vamos a conseguir nada”.