Menu Big Bang! News
Política Nuevos Negocios

Entre gaseosas y pick ups, Macri vuelve con promesas por 20 mil millones de dólares

Los encuentros mantenidos en Davos con los líderes del mundo y distintas multinacionales hacen prever importantes desembolsos. Renault-Nissan y Coca-Cola ya comprometieron sus aportes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“La inversión extranjera en la Argentina ascenderá a uS$ 20 mil millones este año”, arriesgó Mauricio Macri en una entrevista con la agencia financiera Bloomberg, durante el Foro Económico Mundial en Davos. 

Las declaraciones surgieron luego de que el mandatario mantuviera diversas reuniones con jefes de gobierno e importantes multinacionales en una búsqueda por entablar relaciones comerciales y atraer nuevas inversiones al país.

Mauricio Macri es optimista con las futuras inversiones.

"Entendimos que los hombres deben trabajar juntos, conjuntamente, compartiendo capacidades y talentos, y no dejando que las diferencias ideológicas se impongan como la mejor solución", afirmó, destacando el diálogo entre países.

En su paso por la cumbre económica, Macri vuelve con algunas promesas de inversiones y con US$ 1.600 millones bajo el brazo. Los desembolsos corresponden a la automotriz Renault-Nissan y a la marca de gaseosas Coca-Cola.

Carlos Ghosn, CEO de Renault-Nissan comprometió inversiones en el país.

La automotriz francesa ratificó una inversión de 600 millones de dólares en el complejo industrial de barrio Santa Isabel, en la ciudad de Córdoba, para montar una fábrica de pick ups, tanto para esas marcas como para Mercedes Benz. El proyecto contempla la fabricación de unos 70.000 vehículos al año y la generación de mil empleos directos y dos mil indirectos.

También se sumó Coca- Cola Company que anunció una inversión de US$1.000 millones en la Argentina en los próximos cuatro años. Ese capital se destinará al desarrollo de infraestructura de operación y distribución e iniciativas ambientales y de promoción de la actividad física. 

Coca-cola invertirá unos US$ 1.000 millones.

Durante la entrevista, el mandatario no dejó de lado el conflicto con los fondos buitres y señaló: "Queremos resolver esto ahora, queremos terminar los conflictos del pasado"

En este sentido, dijo que van a discutir el tema de los intereses y que "cualquier acuerdo pasará por el Congreso para su aprobación".