Menu Big Bang! News
Política En la Villa 20 de Lugano

Estilo Obama: CFK fue a una escuela y habló de cine y tecnología

Acompañada por Mariano Recalde y la cúpula de La Cámpora, la Presidenta visitó una escuela y dialogó con los alumnos sobre tecnología, literatura, cine y televisión. Repartió besos a los vecinos y se tomó varias selfies.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Emulando al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que tiene por costumbre visitar escuelas y participar en ferias tecnológicas, la presidenta Cristina Fernández visitó este mediodía la Villa 20, en el marco de los cierres de campaña para las elecciones porteñas del próximo domingo, junto con el candidato a Jefe de gobierno porteño del Frente para la Victoria, Mariano Recalde y sostuvo que "le tenemos que poner el sensor a algunos para que hagan bien las cosas". Obama también había visitado en setiembre de 2013 el Inspired Teaching School, en Washington D.C., donde una alumna al verlo se decepcionó por que esperaba a la cantante Beyoncé.

Obama visita habitualmente escuelas. Esta vez, la niña esperaba a Beyoncé no al Presidente.

Acompañada por otros candidatos del kirchnerismo porteño, como el ministro de Economía, Axel Kicillof y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, CFK habló con chicos que participan del Proyecto Comunidad, en la Villa 20, todos alumnos de escuelas públicas de 6° y 7° grado que asisten al taller de robótica que funciona en el lugar. Allí le mostraron a Cristina algunos de los proyectos en los que trabajan. La Presidenta se sentó sin apuro a conversar con los niños, y ante la atenta mirada del diputado Andrés “Cuervo” Larroque, el secretario general de la Presidenta, Eduardo “Wado” De Pedro y el jefe de la campaña porteña, el diputado Juan Cabandié, le mostraron sus proyectos.

"Por ahí si Mariano llega a Jefe de gobierno pone la robótica en todas las escuelas porteñas", sostuvo sonriendo la Presidenta, que preguntó si algunos de los establecimientos dependientes del gobierno de la Ciudad actualmente tiene este tipo de actividades. 

C5N y la TV Pública transmitieron en vivo el encuentro con los alumnos en la Villa 20.

Cristina se hizo tiempo para que cada niño le muestre el proyecto en el que trabaja. El proyecto de robótica asesora a los niños para que cada uno construyo su propio trabajo y para eso el gobierno les entrega un kit que contiene destornilladores, llaves inglesas, un set de ruedas, poleas de diversos tipos, piezas de Mecano, varillas, entre otras piezas. Mientras cada proyecto se puso en funcionamiento delante de la Presidenta, Cristina se sorprendió por la habilidad de los niños para manejarse con esta tecnología y disparó: “Yo no tengo ni idea de cómo se maneja un iPad”, al tiempo que le mostraban cómo se maneja un auto a control remoto. También elogió al secretario de Tecnología, Lino Barañao: “Muy bueno esto, eh. La verdad, Lino, impresionante”, le dijo.

Luego la presidenta quiso saber si los alumnos también tenían el hábito de la lectura, a lo que a coro le contestaron que sí. Cristina quiso saber que leían y una de las niñas le relató que había terminado una versión de Romeo y Julieta.

“¿Están leyendo a Shakespeare?”, preguntó sorprendida. “¡Qué bueno!” dijo y les recomendó: “Lean el Mercader de Venecia”. También sugirió que leyeran, “Alguna obra de Julio Verne”.

Al finalizar la visita, una de las docentes a cargo del proyecto le obsequió un kit para que Cristina lo intente. Y a la salida, mientras en la calle interior del barrio la aguardaban miles de vecinos para saludarla, se le acercó la legisladora porteña y candidata al Parlasur, Gabriela Cerruti, quien forcejeó con la gente para tomarse una selfie con Cristina.

A medida que la Presidenta se fue retirando del lugar, acompañada por la plana mayor de La Cámpora, los custodios le fueron abriendo paso a pesar que Cristina, a su paso, se detuviera a saludar, firmar autógrafos y tomarse fotos. Junto a la custodia presidencial se vio al militante del barrio, Alejandro “Pito” Salvatierra, quien como un custodio más , y con su típica gorrita, le abría paso.

Durante los sucesos del Indoamericano, Salvatierra fue el delegado de los ocupante que negoció con el Gobierno.

Salvatierra jugó un rol preponderante cuando en febrero vecinos de la villa que hoy visitó la Presidenta, tomaron el Parque Indoamericano, para construir viviendas. El predio fue desalojado por la fuerza y como saldo hubo tres muertos.