Menu Big Bang! News
Política Deude

Fallo contra Griesa determina que no habrá demanda colectiva de "buitres"

Una corte de apelaciones estadounidense cerró la posibilidad de acción colectiva de tenedores de deuda que había pedido el juez de primera instancia de Nueva York.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Estados Unidos rechazó hoy la decisión del juez Thomas Griesa de ampliar una acción colectiva de tenedores de bonos que demandaron a Argentina por su incumplimiento de deuda en 2002.

Según la agencia NA, el tribunal dijo que Griesa extendió "inapropiadamente" la demanda colectiva de tenedores de deuda impaga de bonos en euros a cualquier inversor que posea esos papeles, en lugar de circunscribirla a aquellos que aún los tienen en su poder. Según informaron agencias internacionales de noticias, la Corte acordó devolver la demanda a Griesa para realizar audiencias probatorias sobre los daños asociados al caso; el fallo sostuvo que definir qué tenedores de deuda sufrieron daños y cuáles son esos daños es "exasperante".

Griesa había dado lugar a que todos aquellos tenedores de bonos argentinos en euros en cesación de pagos desde 2002 se puedan presentar como partícipes de la demanda contra el país por más que se hayan desprendido de esos títulos en el mercado financiero. Los miembros de un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Segundo Circuito de Nueva York mostró malestar con esa orden del magistrado que expande los derechos de una serie de bonos en euros a todos aquellos que los hayan tenido en algún momento, en lugar de sólo a quienes hayan mantenido continuamente esos títulos.

Esta Corte ya había revertido el 10 de agosto una orden similar del juez Griesa que amplió la categoría de bonistas que podían reclamar derechos en otras ocho acciones judiciales colectivas contra Argentina por deuda incumplida. En este noveno caso la expansión también era demasiado amplia dado que no habría forma de establecer quién estaría cubierto en última instancia por la demanda, dado que los bonos pueden negociarse en los mercados secundarios. Días atrás la jueza de Apelaciones Reena Raggi había dado una señal sobre el caso al sostener.