Menu Big Bang! News
Política Decisión

Fin del misterio: Macri eligió a Gabriela Michetti como su vice

Luego de reuniones con la “mesa chica”, el jefe de gobierno porteño se volcó hacia la senadora como su compañera de fórmula. La historia de cómo se gestó la decisión, la influencia del novio de la senadora y la batalla final con Marcos Peña, el influyente secretario general. Los detalles de un decisión clave para el PRO.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mauricio Macri eligió, finalmente, a Gabriela Michetti como compañera de fórmula. Luego de que la senadora se negó, en diciembre, a acompañarlo ya que quería competir en las internas como pre candidata a jefa de gobierno, aceptó finalmente el segundo ofrecimiento que le realizó el líder del PRO.

Así, quedó afuera el poderoso secretario general, Marcos Peña, quien era la otra opción que tenía en su mente el jefe de Gobierno porteño.

La relación entre Macri y Michetti había quedado muy resentida luego de la decisión de la senadora de jugar en la primaria porteña. Durante la campaña para jefe comunal en las PASO, Michetti apenas se mandaba mensajes de texto con el jefe de Gobierno, quien apoyó explícitamente a Horacio Rodríguez Larreta.

La fórmula del PRO puro.

Sin embargo, el líder del PRO quedó gratamente sorprendido por la reacción que tuvo Michetti: no sólo no se aisló del partido sino que salió a hacer campaña para el jefe de Gabinete para que el PRO retenga la Ciudad en las elecciones porteñas del 5 de julio.

Desde las PASO la senadora hizo todo lo políticamente correcto: no criticó al jefe comunal, se alineó al macrismo ortodoxo y se sumó a la campaña porteña y a la nacional, con viajes al Interior impulsando las candidaturas provinciales del PRO. Así, la relación volvió a recomponerse y puso, de nuevo, a Michetti, en la mira de la “mesa chica” del jefe de Gobierno porteño. El año pasado Macri ya había expresado que “sería un lujo” llevar a la senadora como compañera de fórmula.

Macri realizó el anuncio oficial a través de Facebook

Otro punto clave fueron los aliados. Michetti fue una de las dirigentes que armó el acuerdo con Ernesto Sanz, titular de la UCR y con Elisa Carrió. De ambos es amiga y fue clave su participación para que se construya el acuerdo del radicalismo y la Coalición Cívica con el macrismo.

Uno de los hombres clave en las últimas decisiones políticas de la senadora fue su novio, el empresario Juan Tonelli, quien la aconseja a diario y hasta le arma reuniones con dirigentes políticos. Tras la derrota con Larreta en las PASO, Tonelli fue uno de los más entusiastas con la idea de que su novia sea candidata a vicepresidente. Entre sus íntimos, Michetti se convenció que si su lugar como vice era clave para sumarle votos a Macri estaba dipuesto a hacerlo.

Michetti festeja, hoy es la flamante candidata a vicepresidenta.

Cómo se gestó la decisión

De todas maneras, la decisión de Macri comenzó a gestarse, de forma definitiva, ayer a la tarde cuando comenzaron las últimas rondas de reuniones.

Pero en particular ayer por la noche, cuando el jefe de Gobierno porteño se reunió con Jaime Duran Barba, su asesor estrella y su amigo y empresario, Nicolás Caputo, en su casa, se terminó de definir la cuestión. De esa reunión no hubo una conclusión: cada uno volvió a exponer sus argumentos, Durán Barba en favor de Peña; Caputo por Michetti. Pero en la mente del líder del PRO ya había una decisión tomada.

Hasta las últimas horas el debate era Peña o Michetti, aunque también habían sonado el titular del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, y el ministro de Educación, Esteban Bullrich. Incluso, acaso para distraer la atención, se sumó el singular rabino, Sergio Bergman, cuyo trabajo legislativo, primero como diputado porteño y ahora en el Congreso, prácticamente no se conoce.

Hasta las últimas horas Peña intentó ser el elegido. Aseguró a propios y extraños que “Gabriela no suma votos”, que lo importante era la figura del líder y del que acompaña, y hasta intentó convencer a la “mesa chica” del PRO de la presunta “traición” de Michetti. Curiosa posición del secretario general: formando parte de la “mesa chica” era el candidato, con lo cual se autopostulaba en la cúpula de las decisiones del PRO. 

Gabriela Michetti y su novio, Juan Tonelli, uno de los que festejó la decisión.

De todas maneras la elección de Michetti responde a una cuestión prácticamente obvia: Peña es un desconocido en la opinión pública mientras Michetti, por el contrario, es una de las dirigentes con mejor imagen del país. 

Ahora se espera que Macri comience las recorridas por el país con su nueva compañera de fórmula. La idea que vienen sosteniendo en el PRO es que la discusión para las elecciones nacionales será entre “continuidad y cambio”.

En ese contexto, hace más de un mes el líder del PRO ya había tomado la decisión de llevar un vice “puro”, esto es, del PRO y que le permita sostener la idea de “lo nuevo”.