Menu Big Bang! News
Política Fayt a Monseñor Poli, el hombre del Papa

"Francisco nos pidió a los ancianos que no claudiquemos"

Se conoció que el ministro de la Corte, Carlos Fayt, le contestó agradeciéndole su carta al cardenal primado de la Argentina, Monseñor Mario Poli. Fue luego de que éste le enviara su apoyo a pedido del Papa Francisco. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tras la carta de apoyo que había recibido de parte del Cardenal primado de la Argentina, Monseñor Mario Poli, el juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt le respondió, agradeciendo el gesto y afirmó que continuará “cumpliendo de la mejor manera” con su destino terrenal y le afirmó que no está “Dispuesto a claudicar”

La semana pasada había tomado estado público la misiva afectuosa que el cardenal le había enviado a Fayt, el 14 de mayo, con el fin de brindarle apoyo frente a la embestida política que el magistrado sufriera por esos días de parte del kirchnerismo en su conjunto.

El Cardenal Mario Poli, le envió una carta de apoyo al ministro de la Corte Carlos Fayt, en medio de la embestida del gobierno.

En su respuesta Fayt, refiriéndose a la misiva del Cardenal le escribe: "Tan emocionante mensaje, muestra de bondad me estimulan para continuar cumpliendo de la mejor manera posible con mi destino terrenal".

"El trabajo, en cualquiera de sus formas, es la principalísima manera de reconocer la dignidad de las personas y no es la edad, precisamente, un menoscabo para esa dignidad. La medicina acrecentó la esperanza de vida, pero una vida justa requiere que una vida tenga esperanza."

"El papa Francisco nos pidió a los ancianos, de corazón, que no claudiquemos. Alentado por las palabras de Su Eminencia y alentado por una vida honrada, puedo decir con orgullo: ¡Aquí estoy!"

Ahora se conoció que Carlos Fayt, le contestó la misiva con frases contundentes.

El intercambio epistolar entre Poli y Fayt tomó estado público días después de que el Papa recibió en una audiencia privada a la Presidenta en Roma. Aquel encuentro, sin embargo, también tuvo otro desenlace inesperado para el Gobierno: cuando Cristina afirmó que la pobreza en la Argentina es del 5 por ciento: La Iglesia por su parte señaló que ese índice es más cercano al 25 por ciento.