Menu Big Bang! News
Política Encuentro

Garavano se reunió con Gils Carbó, pero no le pidió la renuncia

El ministro de Justicia tuvo un encuentro con la jefa de todos los fiscales. Se resolvió suspender la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal previsto para marzo. ¿Una tregua en marcha?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Puede ser el comienzo de una tregua o la decisión de bajar un cambio, luego del traspié cometido por el gobierno con la intención de cubrir las dos vacantes de la Corte Suprema de Justicia por decreto.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, se reunió hoy con la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, en un encuento de tono cordial, en el que se habló de postergar la puesta en marcha del nuevo Código Procesal Penal, originalmente prevista para marzo del año próximo.

Según informó el propio Garavano en su cuenta de twitter “hoy me reuní con la Dra. Alejandra GIls Carbó. Conversamos sobre la decisión de suspender la puesta en marcha nuevo Código Procesal Penal”. Ni una referencia al pedido de renuncia de la jefa de todos los fiscales que el propio Garavano se había encargado de fogonear en varias entrevistas durante los últimos días.

En la página web de la Procuración se informó que “Gils Carbó y Garavano dialogaron sobre la decisión del Ejecutivo de suspender la implementación de nuevo Código Procesal Penal de la Nación, cuyo inicio había sido previsto por el Congreso para el 1° de marzo de 2016 en la justicia nacional de la ciudad de Buenos Aires. Además, conversaron sobre los pasos a seguir para diagramar un nuevo proceso de puesta en funcionamiento del sistema acusatorio”.

En los dos casos, se dio a conocer la misma información sobre el contenido de la reunión. Sin embargo, la agencia Noticia Argentina difundió un cable durante la tarde en el que consignó que “el ministro de Justicia, Germán Garavano, le dijo esta tarde personalmente a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que debería "dar un paso al costado", pero la jefa de los fiscales le ratificó su intención de continuar al frente del organismo”. 

Fuente cercanas a la Procuradora negaron a BigBang que Garavano le hubiera pedido la renuncia a la jefa de los fiscales y atribuyeron ese cable a operaciones de prensa contra el ministro originadas en su mismo espacio. Dijeron que durante el encuentro Gils Carbó le entregó al ministro carpetas con información sobre trabajos realizados por algunas de las fiscalías especializadas: trata de personas, narcotráfico, delitos económicos, entre otros.

Creen que luego del retroceso del Gobierno con el anuncio del nombramiento de dos candidato a la Corte por decreto y la apertura del proceso de análisis de los antecedentes de los postulados de acuerdo con el decreto 222 dictado por el fallecido presidente Néstor Kirchner disminuirá la presión sobre la Procuradora.

La Procuradora es consciente de que la única forma de obligarla a dejar el cargo sería mediante un juicio político, algo díficil de concretar debido a que el oficialismo no cuenta con los votos necesarios en la Cámara de Senadores.

Si en algún momento se habló de un cese en el cargo por decreto, se considera que se generaría un escándalo aún mucho mayor que el originado por los nombramiento por decreto de los candidatos a la Corte. “Tendría alcances internacionales”, dice un allegado a Gils Carbó, decidido a resistir junto a su jefa.