Menu Big Bang! News
"Hijos de": de qué viven familiares de ex ministros K que eran funcionarios

Política 50 días de gobierno PRO

"Hijos de": de qué viven familiares de ex ministros K que eran funcionarios

BigBang revela el presente de los hijos de los ex funcionarios Agustín Rossi, Débora Giorgi y Alejandro Vanoli. Cómo los trata el despoder.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los padres estuvieron años en el poder. Los hijos disfrutaron de moverse por los pasillos gubernamentales como si fueran los comedores de sus casas. Sin embargo, la llegada del macrismo a la Casa Rosada ha obligado a hijos de funcionarios kirchneristas a abandonar sus cómodos despachos en el Estado.

El hijo de Cristina Kirchner pasó de aconsejar a su madre a pelearse por un despacho en el Congreso.

Hasta el hijo de los ex presidentes Néstor y Cristina, Máximo Kirchner, líder de La Cámpora, pasó de discutir poder real con el Grupo Clarín a pelearse con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, por un despacho en el Congreso.

La hija de Rossi fue la primera en sufrir la llegada del macrismo.

La primera “hija de” en abandonar el poder fue Delfina Rossi. La hija del ex ministro de Defensa, Agustín Rossi, renunció el 10 de diciembre como directora del Banco Nación. Desde entonces, la joven economista peronista decidió “exiliarse” en los Estados Unidos: “Estoy terminando mi segunda maestría en la Escuela de Asuntos Públicos Lyndon B. Johnson”.

La militante kirchnerista regresará al país en junio para trabajar como economista. ¿Será en un ámbito público o privado?, quiso saber BigBang. “Eso todavía no lo puedo responder”, se excusó la hija de Rossi.

El hijo de Débora Giorgi pasó de trabajar en el Ejecutivo nacional al Ejecutivo de La Matanza.

El hijo de la ex ministra de Industria, Débora Giorgi, tuvo mejor suerte: ya consiguió nueva oficina. Cristóbal Ordoñez, quien hasta el 10 de diciembre era coordinador de Transferencia Tecnológico, continúa asesorando a su madre, pero ahora en la secretaría de Producción de La Matanza.

Una fuente cercana al área de personal de la municipalidad le confió a BigBang que ya han visto “caminar por los pasillos al hijo y la nuera de Débora Giorgi”.

La historia del hijo de Débora Giorgi resume la relación de los “hijos de” kirchneristas con el poder: Cristóbal Ordoñez, con sólo 23 años, fue designado el 1 de noviembre de 2012 por su propia madre en el ministerio de Industria como Coordinador de Transferencia Tecnológica. Por Puerto Madero se lo veía en su Audi S3 Sportback.

El hijo de Alejandro Vanoli “resistió” junto a su madre 50 días en el Banco Central. Hasta hoy.

Quienes aguantaron 50 días en una “trinchera” fueron la esposa y el hijo de Alejandro Vanoli. El ex presidente del Banco Central denunció hoy desde la “clandestinidad” de Twitter la “mayor persecución política desde la última dictadura cívico-militar” por el despido de 20 empleados de la máxima autoridad bancaria del país, entre ellos, Gabriela Gelardi y Facundo Vanoli, quienes eran desde 2014 subgerenta en Educación Financiera y asistente en Comunicación Internacional y Imagen Institucional, respectivamente.

Cuando Néstor Kirchner asumió el 25 de mayo de 2003 la mayoría de los “hijos de” recién ingresaban a la secundaria como cualquier hijo de vecino. Por caso, Cristóbal Ordoñez tenía 14 años recién cumplidos. Quizás ya soñaba con ser ingeniero industrial, pero nunca pensó en tener un cómodo despacho, auto importado y sueldo de $ 60.000.

La realidad, sin embargo, cambió de la noche a la mañana. Algunos prefirieron “exiliarse”, otros cambiar de “trinchera” y pocos pasar a la “clandestinidad”. Pero, mientras ellos se repliegan para “volver en el 2019”, los familiares de funcionarios macristas ya comenzaron a saciar su sed de “revancha”: como señaló BigBang recientemente, esposas, yernos, tíos y primos amarillos ya copan el Estado.