Menu Big Bang! News
Política Acusó y después dio marcha atrás

Incontenible, Lilita armó la primera pelea con el PRO

Carrió generó un escándalo al afirmar que el macrista Cristian Ritondo participó de una operación junto a la SIDE contra el legislador Maximiliano Ferraro, quien tuvo que desmentir en un comunicado a su jefa política. Los detalles de la primera pelea Lilita-PRO. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La precandidata presidencial Elisa Carrió lanzó polémicas acusaciones luego de que un informe de C5N denunció que el detenido Omar Daniel Pancari, uno de los tres procesados por el caso “Manzanas Blancas II”, trabajó como empleado en la Legislatura porteña del legislador de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, segundo candidato en la lista para la Ciudad del espacio de ECO que lidera Martín Lousteau.

Elisa Carrió se apuró a criticar a un legislador del PRO.

Al ver el informe, Carrió armó un escándalo en Twitter y denunció que Ferraro era víctima de una operación por parte de la “SIDE con #Graña, Cristóbal López, Pocino y Cristian Ritondo”. Ritondo es vicepresidente de la Legislatura porteña y un hombre de confianza de Mauricio Macri. 

“¡Da asco!”, exclamó Lilita respecto de la denuncia del canal C5N, del empresario Cristóbal López, en la que se vinculó a Ferraro con Pancari, uno de los detenidos en la causa narco “Manzanas Blancas II”.

De esta forma el frente Cambiemos quedó en crisis luego de que Carrió denunciara a Ritondo de “hacer operaciones” junto a la SIDE contra Ferraro, éste salió a desmentir a su jefa política a través de un comunicado.

La trastienda

Ni bien se enteró de lo publicado por Lilita, Ritondo citó a Maximiliano Ferraro y su compañera de bloque, Paula Oliveto en el despacho de la Vicepresidencia primera de la Legislatura porteña y les exigió explicaciones por las denuncias de la precandidata presidencial.

Según pudo saber BigBang, Ritondo le recordó a Ferraro que “uno de sus asesores está involucrado en la causa” y fue él quien ayudó a evitar que el hecho explote mediáticamente durante meses.  Minutos más tarde, los integrantes de la CC se comunicaron con Carrió y le exigieron que aclare sus dichos.

El vínculo entre Ferraro y Oliveto con Ritondo es muy bueno. Hablan seguido, lo visitan en su despacho de la planta baja del Palacio Legislativo y hasta Ritondo los apoyó cuando lanzaron el proyecto de Fiscalías Administrativas para la Ciudad, proyecto que se sancionaría en la segunda mitad de año con el apoyo decisivo del PRO.  

Según Carrió, Ritondo habría operado junto a la SIDE contra Ferraro.

Así, Ferraro emitió un comunicado en el que desmintió a Carrió junto a su compañera de bloque desvinculó a Ritondo de la supuesta operación de la SIDE contra su persona. “Ante declaraciones que refieren al vicepresidente 1º de la Legislatura, diputado Cristian Ritondo, como pare de operaciones contra el diputado Maximiliano Ferraro, expresamos que esto es inexacto y no corresponde a la realidad de los hechos”, señala el comunicado firmado por los dos legisladores de la Coalición Cívica.

Ferraro emitió un comunicado en el que desmintió a su jefe política.

“El diputado Ritondo, en todo momento, estuvo trabajando para esclarecer los hechos, aplicando en un todo el procedimiento de la Legislatura”, señala la misiva, que concluye que “asimismo, queremos afirmar que el diputado Ritondo no es ni fue partícipe de ninguna operación en contra de la Coalición Cívica ni de su presidente, Maximiliano Ferraro”.

Tras el papelón, Carrió intentó justificar su embestida. “Ritondo acaba de sacar un comunicado diciendo que no tiene nada que ver con este operativo pero él es el responsable como presidente de la Cámara con el personal de planta porque este sujeto fue designado en la época de Ibarra”, aseguró.

“Lo que pasa que a los tipos ñoquis hay que asignarle una labor y si no hay que echarlo", agregó Carrió. En la Legislatura difundieron el sumario que se le inició a Pancari, que fue suspendido en carácter preventivo.