Menu Big Bang! News
Política Quejas

Insólita pelea entre funcionarios por los muebles de la Rosada

Uno de los ministros le reclamó a la Secretaría de Presidencia la renovación total del mobiliario de su oficina, y recibió una increíble respuesta "oficial". El malestar del macrismo por la compleja "herencia" estética del kirchnerismo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En los pasillos de la Casa Rosada, una constante queja se replica por las paredes del edificio presidencial. “¿Cuándo me van a cambiar los muebles de mi despacho?, exclama uno de los funcionarios más importantes de la gestión macrista, con despacho mirando a la Plaza de Mayo. 

Malestar en varios funcionarios macristas por el mobiliario que dejo el kirchnerismo. 

Es que a los funcionarios que acompañan a Mauricio Macri les disgusta el mobiliario que hallaron en las oficinas de la Casa de Gobierno e insisten en renovar las sillas rotas y los muebles en mal estado que forman parte de la “pesada” herencia estética del kirchnerismo. Sin embargo las solicitudes aún no dieron sus frutos.

Así lo pudo saber BigBang tras una recorrida por la Rosada en el que comprobó el particular malestar de un funcionario que terminó en una desopilante anécdota.

Antiguos sillones correspondientes al despacho de Amado Boudou. 

El ministro, cuyo nombre este sitio se reserva, le requirió a la Secretaria General de la Nación, que encabeza Fernando de Adreis, la renovación total de los muebles de su oficina. Incluso ya cambió los cuadros utilizados por su antecesor y por estos días se jacta de sus nuevas adquisiciones que “renovaron” su oficina.

Ante la insistencia del funcionario, la Secretaría decidió responderle de forma particular. De Andreis envió al despacho del ministro una carta certificada a la que BigBang tuvo acceso. “Ante las reiteradas insistencias del ministro, le enviamos un catálogo de muebles para que elija a su gusto”, relata la misiva a través de la que se intentó jugarle una broma al insistente ministro.

Este sitio pudo saber que, además, los muebles ofrecidos no eran de la mejor calidad y muchos de ellos, incluso, eran usados. Cuando el funcionario recibió el papel pensó que se trataba de un envío importante del Presidente, aunque todo se trataba de una broma.

Parte de las sillas que se encuentran en el insólito depósito de la casa Rosada.

En enero, BigBang adelantó cómo dentro de la Casa Rosada una oficina que era utilizada para dar clases a los empleados que no habían culminado sus estudios se convirtió por estos días en un insólito “aguantadero” de antiguos elementos. Las imágenes expusieron en detalle los objetos allí encontrados.

Un documento exclusivo de BigBang expuso el mal estado del edificio presidencial. 

Algunos elementos hallados en el lugar llaman la atención, como una caja con cds y carpetas. “Imágenes comisión de trabajo no registrado”, con fecha 10 de octubre de 2013, reza uno de ellos.