Menu Big Bang! News
Política Palos para el ex gobernador

Ishii: "Lo de Scioli fue más propaganda que otra cosa"

El intendente de José C.Paz., Mario Ishii, fue durísimo con Daniel Scioli. "Dejó una provincia fundida. No es que no tenía fondos: lo que pasa es que eran mal asignados y peor ejecutados". También criticó a Macri: "Abrir el cepo de la forma en que se abrió fue una imprudencia".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El intendente de José C.Paz, Mario Ishii, destrozó a la pasada gobernación de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires. "La gestión de Scioli fue más propaganda que otra cosa. Tenía 22 mil millones para el juego y 6 mil millones para acción social, y 15.700 millones para la infraestructura de toda la provincia. y dejó una provincia fundida" En diálogo con el periodista Pablo Duggan, en el programa Bien temprano, de Radio Belgrano, Ishii desestimó la idea, sugerida por Duggan, de que los fondos bajados por la Nación durante el Gobierno de Cristina Kirchner fueran insuficientes. "Tenía 246 mil millones de presupuesto. No es que no tenía fondos: lo que pasa es  que eran mal asignados y peor ejecutados"

Scioli con Ishii, cuando todo era alegría y caravana de la Victoria.

 

"Con semejante presupuesto tendrían que haber hecho mucho más. Las escuelas están detonadas. La gestión es mala, porque no hubo gestión. ¿Por qué se piensan que perdió la provincia?", dijo Ishii, sin pelos en la lengua

.

 

 

 

El caudillo peronista tampoco ahorró municiones para Macri. "Si aumentás todo, el agua te llega al cuello, la luz te llega a la nariz, y la comida es un problema severo. Abrir el cepo era una necesidad, pero abrirlo como se abrió fue una imprudencia", subrayó. 

El intendente de José C. Paz ya no aplaude a Scioli: ahora prefiere destrozarlo. 

Para el intendente, la situación se está tornando dramática. "La gente se está quedando trabajo. Si no hacemos una revolución productiva, como dijo Macri, vamos a tener problemas. Si no fuera por los planes sociales, esto estallaría. Pero los planes, si duran más de un año, son una fábrica de vagos, porque la gente se acostumbra a no trabajar", concluyó.