Menu Big Bang! News
Jujuy al rojo vivo: los oscuros manejos de la agrupación de Milagro Sala

Política Denuncias

Jujuy al rojo vivo: los oscuros manejos de la agrupación de Milagro Sala

Representantes de distintas cooperativas hablaron con BigBang y mostraron su repudio hacia la líder de la Túpac Amaru. “A los que no estaban de acuerdo con ella, con marchar, acampar o tomar ministerios, les sacaba sus viviendas y les quitaba las capacitaciones. Es violenta”, revelaron. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La provincia de Jujuy vive un momento lleno de tensión. Con la detención de la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala, se originó una serie de marchas en apoyo a la militante kirchnerista, donde se exigió su pronta liberación.

Durante la tarde del lunes, se comenzó con el desalojó de las personas que mantuvieron ocupada la plaza Belgrano contra el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, desde hace 31 días. Este acampe ocasionó el arresto de Milagro sala, quien fue detenida el día sábado.

Acampe de la Túpac Amaru en plaza Belgrano.

Antes de su arresto, varias organizaciones sociales y manifestantes decidieron retirarse y concluir con los reclamos contra Morales. Por este motivo, BigBang se comunicó con varios miembros de sectores sociales independientes, quienes se mostraron disgustados con Milagro Sala y su forma de actuar en la provincia.

Las denuncias

“No estuvimos presentes en el acampe pero fuimos afectados por el gobierno como cómplices”, reconoció Milton Urtado, miembro de Jóvenes Obreros Jujeños, y aseguró que la propia Milagro Sala “mentía” acerca de la participación de varias organizaciones independientes: “Ella decía que estábamos con ella pero no es así”.

Así quedó la plaza cuando comenzaron a  retirarse las organizaciones. 

El trabajador social afirmó que la líder de la Tupac Amaru “es posesiva” y reconoció  que “recibían amenazas” por parte de la asociación que presidia: “La Tupac Amaru nos cerraba las puertas de todos lados. No podíamos retirar mercadería, no podíamos acceder a los subsidios, ella manejaba todo con el Gobierno que se fue”.

Además, Urtado afirmó que Sala “manipulaba los planes sociales que ofrecía el anterior gobierno a su antojo” y agregó: “Metía y sacaba gente como quería, tenía veinte capacitaciones que hizo desaparecer”.

Al miembro de la organización social independiente, Jóvenes Obreros Jujeños, se le sumó Kike Basualdo, miembro de la asociación independiente “Manos de mi barrio”, de la localidad de San Pedro, Jujuy, quien hizo mención a la retirada de algunas organizaciones que apoyaban a Milagro Sala en el acampe.

“Los que se fueron del acampe lo hicieron porque decidieron, mediante una asamblea, no continuar con las medidas. Entendieron el mensaje del nuevo gobierno con respecto a que las puertas se abren nuevamente para todas las cooperativas”, detalló el trabajador social y agregó que todas las personas que se retiraron de la ocupación “ya se encuentran empadronadas”.

Por otra parte, Basualdo se refirió al trato de Milagro Sala con las demás agrupaciones: “El trato de Sala es de mucha opresión y falta de respeto hacia los dirigentes y gente jujeña. Los que no estaban de acuerdo  con ella en marchar, acampar o tomar ministerios, les sacaba sus viviendas y les quitaba las capacitaciones“.

Además, afirmó que la militante kirchnerista les ofrecía plata a las asociaciones independientes para realizar actos de protesta contra el gobierno de Morales. “A nosotros nos ofreció 500.000 pesos para que cortemos las rutas de la provincia”, aseguró y agregó: “Manejaba los fondos de las obras sociales con total impunidad”.

Momento en el que las organizaciones decidieron abandonar el acampe. 

“El Gobierno anterior el permitió el total control de todo, como obras públicas, subsidios, planes sociales. Es por eso que se enriqueció”, explicó Basualdo y expresó que los trabajadores sociales “están para ayudar” y permitir que los beneficios recaigan en la gente y no “para volverse millonarios y tener aterrorizados al pueblo”.

Las carpas obstaculizaban el tránsito. 

Por último, el miembro de “Manos de mi barrio” afirmó que las organizaciones que se mantienen todavía en el acampe lo hacen “por temor” hacía la Túpac Amaru: “Cuando la organizaciones comenzaron a irse, Milagro trajo más carpas e inventaba que seguían. En realidad sólo quedan siete cooperativas hoy en día, las demás son inventadas”.

Milagro Sala decidió iniciar una huelga de hambre apenas ingresó en la Comisaría de la Mujer, donde permanece detenida. “Sala no comió ni bebió nada desde que fue detenida aseguró Alberto Nayad, uno de los abogados que defiende a la líder militante cercana al kirchnerismo.