Menu Big Bang! News
Política Jujuy

La Corte Suprema le concedió la prisión domiciliaria a Milagro Sala

Decidió aceptar la sentencia dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos para la dirigente social. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Corte Suprema de Justicia convalidó la prisión preventiva para Milagro Sala, pero ordenó que, en cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se efectúe en el ámbito domiciliario

Hoy comenzó uno de los juicios a Sala, por el acampe y escrache al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.
Milagro Sala quedará en prisión domiciliaria.

Si bien la defensa de la militante social sostuvo que su detención preventiva era "arbitraria" ya que no existían elementos para justificar la existencia de riesgo procesal, el máximo tribunal no estuvo de acuerdo con el cuestionamiento. 

Vale recordar que la CIDH había determinado que  "el Estado debe, de manera inmediata, sustituir la prisión preventiva de la señora Sala por la medida alternativa de arresto domiciliario, que deberá llevarse a cabo en su residencia o lugar donde habitualmente vive, o por cualquier otra medida aún menos restrictiva de sus derechos, tales como una medida de presentación, una tobillera o la retención de su pasaporte". 

"Entendemos que es un claro mensaje para Jujuy que la Corte Suprema, sin que se lo pidiera la defensa, le diga a los jueces que deben cumplir con la resolución de la CIDH", le señaló a BigBang Elizabeth Gómez Alcorta, abogada de la dirigente jujeña. 

"Es un mensaje político fuerte y que, en la vida de Milagro, implica resguardar su vida y su salud. Así que lo tomamos como parte de un triunfo nacido de un trabajo duro", agregó celebrando la decisión. 

Regreso a casa

Sala está detenida desde enero del 2016 y ya había obtenido la prisión domiciliaria en agosto luego de que se tuvieran en cuenta sus inconvenientes de salud.

Sin embargo, en octubre el juez Pablo Pullen Llermanos se la revocó al determinar que había violado las condiciones de la detención. De acuerdo al magistrado, la militante recibió en su hogar más gente de la permitida y se negó a recibir control médico.

En aquel entonces, el traslado de la dirigente social a la prisión de Alto Comedero se realizó de acuerdo a un comunicado de la organización Tupac Amaru, en autos sin patente y con la irrupción de agentes por la fuerza en el hogar de Sala, a quien se llevaron en pijama y descalza.