Menu Big Bang! News
Política ¿Suicidada?

La Corte ordenó reabrir causa por la muerte de Lourdes Di Natale

Se trata de la ex secretaria de Emir Yoma, quien apareció muerta en extrañas circunstancias tras denunciar vínculos del Gobierno de Menem en el tráfico de armas a Croacia y Ecuador. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Estuvo cerrada durante tres años. Sin embargo, hoy la Corte Suprema ordenó reabrir la investigación por la muerte de Lourdes Di Natale, ex secretaria de Emir Yoma —cuñado del ex presidente Carlos Menem—, quien, tras haber denunciado vínculos oficiales con el tráfico de armas a Ecuador y Croacia, falleció en medio de extrañas circunstancias.

Lourdes Di Natale. 

El máximo tribunal apoyó en todos sus términos el dictamen de la fiscal Irma García Netto, quien consideró que Casación archivó “en forma arbitraria” la investigación de la muerte de Di Natale y “convalidó el cierre anticipado de una investigación en la que no se agotaron las posibilidades de reunir pruebas conducentes en un delicado hecho”.

Emir Yoma, cuñado del ex presidente Menem y jefe de Lourdes. 

Vale recordar que Di Natale apareció muerta el 1° de marzo de 2003 en el patio interno de un edificio de Barrio Norte, junto a un cuchillo de cocina. El deceso ocurrió poco después que declarara en la causa por la voladura de la fábrica militar de Río Tercero, la que, según la Fiscalía, habría sido hecha intencionalmente para tapar el faltante de armamento enviado a Croacia y Ecuador.

La explosión en la fábrica militar de Río Tercero. 

Hasta la presidenta Cristina Fernández había criticado la investigación tras la muerte del fiscal Alberto Nisman. “Lo que más me inquieta es que quien investiga la muerte de Nisman es la misma jueza que trató la causa del 'suicidio' de Lourdes Di Natale, quien lo denunció por pago de coimas y fue una figura clave en la causa por la venta ilegal de armas. La causa se cerró y Lourdes sigue 'suicidada´”, expresó la primera mandataria.

Carlos Menem fue imputado por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia y la voladura de Río Tercero.

El juez Ricardo Farías determinó a los cinco meses que la mujer cayó cuando quiso cortar un cable de televisión de un vecino, pero hubo serias sospechas: sus huellas no estaban en el cuchillo y tenía en el cuerpo un dosaje similar a un coma alcohólico.

En 2004, la Sala IV de la Cámara del Crimen revocó el archivo de la causa y ordenó reabrirla, tomando nuevas declaraciones y cruzando llamados telefónicos. Fabiana Palmaghini, la nueva magistrada del caso, ordenó una reconstrucción de los hechos, pero la causa se cerró nuevamente y en 2012 la Cámara confirmó la decisión ante “la imposibilidad de ahondar por otros medios sobre la hipótesis delictiva que sostiene la querella”.

La familia Di Natale apeló la medida, pero Casación no admitió el planteo. Ahora la Corte hizo a lugar, resaltando los argumentos de la Procuración, que pide interrogar a la hija de Di Natale. Además, destacó “la imposible cortadura de cables de televisión” y la “desaparición completa de los elementos recolectados en la escena del crimen”.