Menu Big Bang! News
Política El Estado debe responder

La ONU pide explicaciones al Gobierno por la detención de Sala

El grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU dio curso hoy a una denuncia contra el Estado presentada por el CELS y Amnistía Internacional.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU dio curso a la denuncia contra el Estado argentino por la detención de Milagro Sala presentada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Amnistía Internacional y Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES).

La imagen es del 15 de enero cuando la dirigente fue detenida.

"Ahora el Estado nacional debe responder ante la Organización de las Naciones Unidas por la detención de la referente de la Tupac Amaru", informó hoy el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales) en un comunicado.
 

La organización de derechos humanos recordó que el 15 de diciembre último "el fiscal de Estado de Jujuy denunció penalmente a Milagro Sala de instigación a cometer delitos y sedición, por participar de un acampe" y el 16 de enero "fue detenida de forma arbitraria por casi dos semanas hasta el 29 de enero, cuando el juez resolvió su excarcelación". 


"Pero la dirigente de la Tupac Amaru no fue puesta en libertad ya que, al mismo tiempo que por la mañana la excarcelaban, por la tarde se ordenaba su detención por otra causa iniciada durante la feria judicial, en la que se la acusa de defraudación al Estado, extorsión y asociación ilícita". 

Con el correr del verano la dirigente social recibió nuevas imputaciones vinculadas a delitos graves como “coacción agravada en concurso real”, “amenazas” y “encubrimiento” en el caso de dos militantes de su organización que se habían tiroteado en un barrio jujeño y en el que cayó herida de muerte una niña de 11 años. Ambos fueron apresados hacia fines de febrero.

Ahora el Gobierno de Macri deberá dar explicaciones ante las Naciones Unidas.

Además, hace dos semanas, los fiscales jujeños, Sergio Lello Sánchez y Mariano Miranda, a cargo de las acusaciones a Sala, especificaron, en un escrito, los motivos y antecedentes de la detenida por los cuales entienden que de quedar en libertad durante el proceso podría entorpecer la investigación.

El escrito de la denuncia, admitida por la ONU, señaló que el gobierno provincial desarrolló una "profusa y activa estrategia estatal de hostigamiento y persecución penal de referentes de la organización barrial Tupac Amaru y de la Red de Organizaciones Sociales de Jujuy con el fin de impedir el desarrollo de una protesta social de sectores populares" en esa provincia.

La ex presidente Cristina Kirchner recibió varias veces a la líder de la Tupac Amaru.

La detención por esta segunda causa “se asemeja mucho a un intento de justificar su privación de libertad por la causa por la protesta con el objeto de que permanezca alojada en un centro penitenciario y, de esta manera, coartar su derecho a la libertad de expresión”, subrayó