Menu Big Bang! News
Política

La agencia antilavado tenía una alerta sobre el jefe de la AFI, pero no investigó

La Unidad de Información Financiera fue advertida de los giros que el operador brasileño le realizó al jefe de los espías. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo antilavado, tuvo en sus manos una alerta desde el exterior acerca de las cinco transferencias de dinero que Gustavo Arribas, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, recibió en 2013 de parte de un operador de las coimas de Odebrecht.

De acuerdo a un nuevo artículo del diario La Nación, las autoridades de la UIF no informaron a la Justicia sobre esos giros por un total de US$ 594.518.

La UIF recibió un informe sobre las transferencias pero no investigó.

La alerta por la operación sospechosa fue emitida por otra unidad antilavado de América del Sur, y arribó al organismo argentino entre el lunes 4 y viernes 8 de abril de 2016.  

El escándalo que involucra al funcionario argentino estalló luego de que el operador cambiario y financiero brasileño Leonardo Meirelles se acogió al régimen de la “declaración premiada” y entregó a la Justicia de su país información sobre transferencias bancarias que formaron parte de lo que se conoce como “Lava Jato”, en otras palabras, envíos de dinero en concepto de coimas.

La empresa involucrada en el escándalo de coimas en América del Sur. 

De esas pruebas se concluyó que el financista habría transferido un total de US$ 594.518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza perteneciente a Arribas. Esos cinco giros partieron del mismo origen: RFY Import & Export Limited, una sociedad de Hong Kong controlada por Meirelles, quien ya fue condenado a 5 años de reclusión por el juez del Lava Jato, Sergio Moro.

En el entorno del funcionario lo niegan, aunque reconocen una transacción por 70 mil dólares producto de la venta de un inmueble.