Menu Big Bang! News
Política Santa Cruz

La cuñada de Máximo, investigada en la causa Lázaro Báez, asume en el Senado

Es porque Pablo González, asumirá como vicegobernador de Alicia Kirchner. Virginia García está imputada por el fiscal Guillermo Marijuan por supuesta “protección delictual” de Lázaro Baéz.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La cuñada de Máximo Kirchner, asumirá a partir del 10 de diciembre una de las bancas de Senadores Nacionales por la provincia de Santa Cruz. Esto se debe a que Virginia García, de ella se trata, ocupaba el lugar de suplente en la boleta que llevó al senado a Pablo González, quien ahora resultó el vicegobernador electo en la fórmula con Alicia Kirchner.

Rocío, hermana de Virginia y mujer de Máximo, también tiene un cargo en Santa Cruz.

 Virginia García, es la hermana de Rocío, la mujer de Máximo, y directora regional de la AFIP en Río Gallegos desde 2010. Es decir es la responsable máxima de todas las inspecciones y posibles investigaciones por evasión tributaria en el mismísimo lugar geográfico donde se ubican los negocios de Lázaro Báez, de Cristina Kirchner, de Julio De Vido y otros integrantes del mundo de negocios K como Osvaldo Sanfelice.

Virginia, tiene 38 años, es licenciada en periodismo y abogada.

Además de militante de La Cámpora, Virginia es periodista, abogada y tiene 38 años. Por otro lado, Virginia quedó imputada por el fiscal Guillermo Marijuan por supuesta “protección delictual” a favor de Lázaro.

Virginia está a cargo de la delegación local de la AFIP en Río Gallegos.

Virginia y Rocío García son hijas del célebre Héctor Marcelino García, a quien todos en Río Gallegos conocen como “Chicho”, quien fue gobernador interino de Santa Cruz, cuando –según se relata en las calles de la ciudad- los Kirchner, por entonces a cargo de la intendencia, provocaron una especie de golpe institucional que desplazó al gobernador electo, Jaime Del Val. Por entonces Néstor estaba a cargo de la Intendencia, Cristina era legisladora provincial y José Granero, uno de los cómplices de la movida, que era el vicegobernador.