Menu Big Bang! News
Política Partuza

La defensa de diputado infraganti: "Mi mujer me conoció fiestero"

Después del escándalo callejero que le montó su esposa luego de encontrarlo con otra mujer a la salida de un hotel alojamiento, Alfredo Olmedo (que volverá al Congreso de la Nación) minimizó lo ocurrido y se justificó: “Cuando me conoció sabía que era fiestero”, dijo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Alfredo Olmedo terminó el domingo exultante. Famoso por sus declaraciones polémicas, y por su gorra y campera amarilla, volverá al Congreso de la Nación como diputado por UNA por su provincia, Salta. Su lista fue la segunda más votada. Emocionado, cerró la jornada electoral con lágrimas en sus ojos, su propuesta de siempre y una novedosa. “Servicio militar para los que no trabajan y que el domingo sea un día para la familia”.

Eliana Piorno es la mujer del diputado Olmedo, con quien tiene una hija de 3 años.

Pero el día había arrancado mal. Se conoció un video grabado por su mujer, Eliana Piorno, en el que se ve al diputado saliendo de un hotel alojamiento con una amante.

La pareja de Olmedo lo increpa y forcejean. El político lo resolvió sin conflictos: dejó a su mujer en el lugar y huyó con su amante en un remís. La pareja de Olmedo subió las evidencias del mal trance a Twitter.

Pero más curioso que el hecho fue la explicación de Alfredo Olmedo, quien primero negó ser el protagonista del video revelador.

Cuando no pudo sostener su relato, reconoció que el hombre a bordo del BMW blanco era él. Explicó que la persona que lo acompañaba era María Isabel Fernández, anterior pareja del político, con quien tiene una hija adolescente. En una entrevista con el diario La Gaceta, el diputado se desligó del escándalo y dijo que llevaba a su hija adolescente a una reunión. Minimizó los hechos.

En cambio, en declaraciones a FM Capital de Salta, Olmedo se explayó de manera insólita: "Fue la reacción de una mujer celosa que cuando me conoció sabía que era fiestero", y explicó: "No me encontró en ningún hotel, yo iba manejando rumbo a Pinares cuando ella me cruzó el vehículo y yo frené para no chocar y porque no entendía que pasaba". Por último, se mostró confiado, y se esperanzó: "Esta novela va a tener un final feliz".