Menu Big Bang! News
Política El gobernador con Lanata

La grieta K: Aníbal criticó a Scioli por no defenderlo con Lanata

En su entrevista con Jorge Lanata, Daniel Scioli no hizo mención al ex candidato a gobernador Aníbal Fernández, a quien el periodista había vinculado con el Triple Crimen de General Rodríguez. El jefe de Gabinete le recriminó la actitud. El extenso reportaje a los candidatos del Frente Para la Victoria y Cambiemos. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A dos semanas del ballottage y a tan sólo siete días del debate, la interna en el Frente Para la Victoria se recalienta. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, cuestionó que el candidato presidencial Daniel Scioli no lo haya "defendido" durante su participación en el programa de Jorge Lanata. "Me hubiera gustado que me defendiera, pero es un tema para otro momento", declaró en su habitual conferencia en Casa de Gobierno.

Fernández cruzó duro a Scioli: “Me hubiera gustado que me defendiera”. 

En el programa del periodista, los candidatos presidenciales del Frente Para la Victoria y Cambiemos hablaron sobre sus proyectos y la actualidad del país, su pasado político y las acusaciones cruzadas de campaña sucia. Sin embargo desde el postulante oficialista no hubo mención para Fernández, quien fue vinculado con el Triple Crimen de General Rodríguez, justamente en el programa de Lanata. Y esto molestó al funcionario K.

Los candidatos

Durante el reportaje, Mauricio Macri desmintió retirar subsidios, dijo que la gente perdió el miedo y se despegó de los noventa. En tanto, Daniel Scioli prometió gobernador con independencia y sin condicionamientos, afirmó que Amado Boudou está a disposición de la Justicia y le puso un número a la inflación. Además, los números del Indec.

Ambos funcionarios insistieron en la necesidad de “profesionalizar” el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina, intervenido por el Estado desde 2007 y prometieron cambios en la economía. Scioli se comprometió a modificar el organismo e insistió en que no se puede recurrir a una devaluación violenta, mientras que el líder del PRO afirmó que si llega a la Casa Rosada habrá “un solo tipo de cambio. El dólar va a bajar y vamos a dejar de pensar en el dólar porque nuestro problema es la inflación”.

El jefe de Gobierno porteño prometió que “el dolar va a bajar”. 

En un extenso reportaje, ambos se refirieron a la Justicia y los hechos de corrupción del país. Al ser consultado sobre si metería preso al vicepresidente procesado Amado Boudou, el gobernador bonaerense respondió que “está a disposición de la Justicia”. A su vez optó por no responder sobre si él como vicepresidente hubiese renunciado a su cargo: “No voy a hablar de eso a 15 días de las elecciones. Yo sé qué conviene decir, muchas veces, pero prefiero llegar con lo que soy”.

Scioli dijo que el vicepresidente está “a disposición de la Justicia”. 

Por su parte, Macri debió responder sobre el ex candidato a diputado Fernando Niembro, quien renunció a su postulación tras conocerse una polémica contratación con el Gobierno de la Ciudad. “Yo siento que las cosas tienen un tiempo y un proceso y sobre Niembro hay una denuncia y esperemos que la Justicia diga, no prejuzguemos”, sentenció el líder del PRO. Por otra parte, Macri respondió sobre Nicolás Caputo, amigo íntimo y empresario de la construcción que lleva adelante obras en la Ciudad. “Caputo SA no licitó ni una sola obra en mi gestión, las obras que terminó son las de la gestión de Telerman”, respondió.

Macri respondió que aguarda que la Justicia se exprese sobre la situación de Niembro.

Como es habitual en la campaña, Scioli vinculó a Macri con la gestión de Carlos Memen y lo identificó con los 90. Sobre este punto, Macri aseguró que desechó un ofrecimiento del propio ex presidente: “Mi padre claramente era uno de los tres o cuatros empresarios más importante en los 90, pero yo nunca tuve militancia política. Es más, el que me invitó a ser candidato simultáneamente que lo invitó a Scioli, fue Menem y yo dije que no. Y después volvió a insistir y volví a decir que no”.

Macri se desligó del menemismo y aseguró que “no militaba en política en esos años”.

Al momento de referirse a la Justicia, Scioli evitó las definiciones y pidió que “no se judicialice la política y no se politice la justicia”, al tiempo que recordó que “siempre dejé trabajar a la Justicia con independencia”.

En este sentido Macri apuntó directo a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. “Tiene que entender que se ha declarado una militante kirchnerista. No es una profesional independiente. Ella tiene que tener la dignidad de darle al próximo presidente la posibilidad de Gobernar y poner gente en la cual el confíe y que tengan no solo altísimo nivel de profesionalidad, sino un compromiso con hacer cumplir la ley”, afirmó.