Menu Big Bang! News
Política Elecciones 2015: camino al ballottage

La inesperada grieta: ahora todos contra todos en el kirchnerismo

Cuando sólo faltan 19 días para el ballottage, el oficialismo se hunde en internas improductivas. Pampuro contra Gollán. Hebe de Bonafini contra Scioli. Randazzo contra Cristina. Y Aníbal contra casi todos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mientras se prepara para la segunda vuelta, el kirchnerismo entró en una espiral de internas: sciolistas versus kirchneristas ortodoxos, funcionarios contra legisladores, ministros y hasta dirigentes de segunda línea se trenzan en declaraciones cruzadas. Acaso una muestra de un probable fin de ciclo, hoy el kirchnerismo es un espacio de todos contra todos.

“Daniel Gollán no sé qué aportó. Personas como él no se conforman con que hayamos perdido la provincia de Buenos Aires sino que también intentan hacer perder a Daniel Scioli”. El vicepresidente del Banco Provincia, José Pampuro, cruzó así al ministro de Salud, Daniel Gollán, por la campaña de miedo que había iniciado en Twitter.

El ministro de Salud explicó que le hackearon su cuenta, pero no es su primer tweet de ese estilo.

Luego de sólo nuevas días de las elecciones generales, donde el kirchnerismo superó al macrismo por sólo 2,5 %, y cuando faltan 19 días para el ballottage, la interna entre las diversas corrientes que hasta ahora ha sabido contener el oficialismo comenzaron a cruzarse públicamente.

Cuando no habían pasado ocho horas de conocidos los sorpresivos resultados, el ex candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, disparó: “Gente de mi partido hizo lo imposible para que me fuera mal”.

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo votará a Scioli aunque haya hecho “mierda” la provincia.

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, reconoció que “Daniel Scioli hizo mierda la provincia”, pero en el ballottage lo votará “sí o sí”. Y aclaró: “Hay que apoyar el proyecto”. En la misma línea, el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, adelantó: “Voto el mal menor”.

Por eso, el presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, intentó callarlos: “Scioli debe ser presidente. Dejen de distraerlo con huevadas”. Y la esposa del candidato, Karina Rabolini, reconoció: “Quizás Daniel no sea el candidato elegido por todos dentro de su espacio”.

En el PJ no sólo critican al candidato sino también a la presidenta por haberlo elegido.

En tanto que el vicepresidente del Mercado Central, Alberto Samid, ahora también sciolista, criticó como si fuera opositor: “Nadie le explicó a Cristina Kirchner que en cada cadena nacional perdemos 700 mil votos”.

¿Todos unidos triunfarán? El ministro del Interior y Transporte criticó a la presidenta por no haberlo ungido.

Finalmente, el todavía ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, rompió el silencio: “La presidenta ha decidido que el candidato sea Daniel Scioli. Los resultados están a la vista”. Inmediatamente, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, aclaró: “Florencio Randazzo pretendía ser ungido por la presidenta, pero ella no ungió a nadie”. Y lo cruzó: “Él no quería competir”.

El candidato a vicepresidente salió a respaldar a su compañero de fórmula de cara al 22.

Luego de ocho días de reabierta la grieta en el kirchnerismo, el experimentado peronista, José Pampuro, pidió hoy dejar a un lado las diferencias hasta al menos el 22 de noviembre: “No hay que pensarse el ombligo del mundo. Al peronismo habrá que reconstruirlo”. Y remató: “Si se despierta el General (Juan Domingo Perón), nos mata a todos”.