Menu Big Bang! News
Política Prófugos

La otra cacería: el Gobierno lanza investigación interna contra la Policía de Santa Fe

Creen que la filtración errónea que favoreció a dos de los prófugos surgió de la policía santafesina. El Gobierno del socialista Miguel Lifschitz, en la mira.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una guerra paralela a la que libran por estas horas las fuerzas de seguridad contra los dos prófugos se desató en el seno de la política: el Gobierno nacional y bonaerense creen que fue la policía de Santa Fe, y acaso el gobierno del socialista Miguel Lifschitz, la responsable de la filtración errónea de que estaba capturados los tres cómplices de la fuga.

Hasta ahora, Martín Lanatta es el único recapturado.

Maldita policía

Tanto a nivel nacional como bonaerense las fuentes coinciden en un dato: fueron los efectivos de la fuerza provincial de seguridad los que aseguraron que habían detenido a los tres y no a uno. Esta versión intentó ser desmentida por el gobierno socialista, que sólo adujo que informó sobre Martín Lanatta. En el Gobierno nacional lo niegan tajantemente.

 El gobierno del socialista Miguel Lifschitz, en la mira del macrismo.

El ministro de Seguridad de Santa Fe fue el primero en advertirnos que ya estaban capturados los tres, intentamos chequearlo pero confiamos en ellos”, se lamenta uno de los funcionarios del área de Seguridad bonaerense. “Creemos que a ellos mismos los vendió su propia maldita policía”, agrega, masticando bronca.

“Creemos que a ellos los vendió su propia maldita policía

Mauricio Macri observaba los acontecimientos por TV en su chacra de Los Abrojos, mientras intercambiaba mensajes con Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad. A sabiendas de que el primer trascendido había surgido de la policía santafesina le pidió a Bullrich que ordene una investigación sobre los responsables de la información falsa.

Bullrich denunció que se filtró información falsa.

Pero no fue lo único. Según fuentes del macrismo, también quedó en la mira la Gendarmería que habría confirmado la “noticia” de los santafesinos y esto habría sido determinante para que Macri y su gabinete salgan a festejar y felicitar por Twitter constituyendo uno de los grandes papelones históricos de la política.

Coordinación

Casualidad, o no, el ministerio de Seguridad venía trabajando “codo a codo” con sus pares de Santa Fe y con información que proporcionaban las fuerzas federales, incluida la Agencia Federal de Información, la ex SIDE.
Acaso por ello ni bien se conoció la falsedad de la noticia, el jefe de gabinete, Marcos Peña, les pidió a los funcionarios que no salgan a destrozar a la policía santafesina y  que elogien el “trabajo en conjunto”, en especial pensando en que aún faltan dos prófugos y necesitan de esa fuerza.