Menu Big Bang! News
Política Bufandas

La pashmina de CFK y su obsesión por cuidarse las cuerdas vocales

La Presidenta procura cuidarse la garganta. Ante el primer atisbo de frío o de viento, la primera mandataria se protege el cuello. Para esta ocasión en La Matanza, Cristina lució una pashmina fucsia. Para una especialista: “No es especialmente sofisticada pero es funcional”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Habrá sido el frío. O tal vez fue el viento. Lo cierto es que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lució hoy un pañuelo anudado al cuello, una pashmina color fucsia furioso para hablar ante la multitud en La Matanza.

Al finalizar su alocución, la primera mandataria se entregó al público al mejor estilo Néstor. Surfeó entre la multitud. Eso sí, sin perder el charme y sin que se le desatara el pañuelo.

Cristina lució una pashmina fucsia para protegerse. Para la especialista “no es especialmente sofisticado”. 

La periodista especializada en moda María Fernanda Mainelli define a la llamativa prenda como “un pañuelo anudado o una pashmina”. Sus admiradores siempre aplaudieron la elegancia de la presidenta.

El mismo argumento, un exceso de coquetería, lo utilizan sus detractores, que muchas veces le señalan estar “sobreproducida” para las locaciones que le toca visitar. “No es una prenda elegante, pero al aire libre protege del viento y del frío -analiza la experta-. Pero lo que se puso no es especialmente sofisticado. Yo le he visto cosas mejores. Es algo funcional para evitar el fresco y posibles dolores de garganta”.

Con look gaucheto: sombrero con escudo patrio y pañuelo desflecado colorado. 
Color del mar: con trajecito en tonos azulados eligió un pañuelo de seda azul celeste. 
Florido: mientras arroja flores, luce un sobretodo gris con mangas negras y bufanda gris al tono. 

No es la primera vez que Cristina elige protegerse la garganta. Al hablar frente a multitudes y elevar su tono de voz, la presidenta debe tener esa zona del cuerpo cubierta. Eso sí, casi siempre combinó colores. Ya sea con pañuelos, bufandas o pashminas. En La Matanza eligió esta última opción.