Menu Big Bang! News
Política Lilita acusa

La teoría de Carrió sobre cómo se habría organizado la muerte de Nisman

La diputada desplegó su propia teoría sobre la causa y acusó a Aníbal Fernández y al ex jefe del Ejército, César Milani, de ser parte central del presunto asesinato del ex fiscal de la causa AMIA. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La diputada Elisa Carrió volvió a meterse en la causa Nisman. En una entrevista en el canal TN reiteró su hipótesis: "Fue un asesinato".

"Se preparó en Uruguay, la reunión fue en Buquebus, se ejecutó, se borraron y se ensuciaron las pruebas. Hay que investigar quién estuvo antes; el trabajo de pos inteligencia que es ensuciar a las víctimas lo hizo Aníbal Fernández", agregó.

Además, habló de la declaración en Tribunales, ante la jueza Fabiana Palmaghini, del ex espía Antonio Stiuso. "Lo que no puede explicar Stiuso es por qué no lo ayudó y por qué no le contesté. No se si no lo entregó", sostuvo.

"Cuando Palmaghini se declara incompetente, deriva a nuestra causa, donde denuncié a Aníbal, a César Milani (ex jefe de Ejército), a Sergio Berni, a (Fernando) Pocino (ex SIDE), a toda la línea de custodia, y dije, por zona liberada, encubrimiento o autoría. Cuando Milani me quiso querellar, le contesté, 'Milani, no me mate'. Quise decir que investiguen la autoría intelectual de Pocino y Milani", alertó.

Por su lado, también Carrió criticó nuevamente al Papa Francisco por su gesto hacia Milagro Sala (le envió un Rosario a la cárcel) y su “amistad” con Guillermo Moreno.

La diputada arremetió nuevamente contra el Papa.

La legisladora dijo que lo que el Papa le envió a la dirigente social “no es inocente” y que “es malo en sus amistades”, porque “si empodera a Moreno, empodera a un violento”.

Carrió en “A 2 voces”:

En diálogo con TN, la dirigente disparó: “Lo quiero al Papa, pero que no se entrometa tanto en la historia argentina. Es un líder espiritual que le gusta el poder como a nadie, que lo ejerza en el Vaticano. Le gusta el chisme a Bergoglio”.

Además agregó que no le afectó no haber acompañado a Mauricio Macri a ver a Francisco al Vaticano: “tiene que venir a vernos a los fieles, a los que creemos en Cristo y Dios. El pueblo cristiano no queremos que él sea peronista o macrista, queremos que sea de todos”.

Y concluyó con polémica: “Yo sí voy a ir al cielo, no sé Francisco. Lo van a juzgar por estar abrazado con Moreno, lo van a juzgar por alguien que somete a esclavitud con planes sociales (por Sala), alguien le va a preguntar”.