Menu Big Bang! News
Política

Lagomarsino, bajo la lupa por “conspiración”: las 5 contradicciones que lo perjudican

El juez que investiga la causa por la muerte de Alberto Nisman lo citaría en las próximas horas. Las pericias de gendarmería que le dieron un vuelco a la causa.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“A Alberto Nisman lo asesinaron a sangre fría”. Esa es la conclusión del reporte pericial efectuado por 28 especialistas de la Gendarmería. El informe dio un giro radical en la causa y los ojos del juez Eduardo Taiano volvieron a posarse sobre la figura de Diego Lagomarsino, el técnico en informática de extrema confianza del fiscal que asegura haberle entregado su arma el fin de semana que fue hallado sin vida.

Lagomarsino sería citado a declarar en las próximas horas por el juez Eduardo Taiano.

Según consigna el periodista Román Lejtman, el mismo que anticipó el informe de Gendarmería, Lagormarsino sería llamado a declarar en las próximas horas una vez más. Cuáles son las contradicciones que lo perjudican y por qué la familia del fiscal sospechó de él desde el primer día.

Alberto Nisman fue encontrado sin vida en la madrugada del 19 de enero de 2015 en su departamento.

Las contradicciones que complican a Lagomarsino

El pedido de Nisman. Si bien se confirmó que el fiscal llamó a Lagomarsino el sábado 17 de 2015 a las 16.30, nadie puede confirmar la versión del técnico, quien aseguró que Nisman le pidió que le prestara su pistola Bersa 22. para garantizar la protección de sus hijas, Lara y Kala.

Fue Lagomarsino quien asegura haberle entregado su arma para proteger a las hijas del fiscal.

La entrega del arma. Según el testimonio de Lagormarsino, ese mismo día arribó a la torre Le Parc de Puerto Madero y cumplió con el pedido de su jefe. Sin embargo, no se encontraron sus huellas en el arma. Nadie puede confirmar que le dio el arma a pedido del propio fiscal. “¿Y si la escondió para que los sicarios ejecuten su faena?”, se preguntan desde el entorno de la familia Nisman.

Lara y Kala se encontraban en Europa junto a su madre, Sandra Arroyo Salgado, al momento de la muerte del fiscal.

Las hijas no estaban en el país. Las dos hijas de Nisman y Sandra Arroyo Salgado se encontraban junto a su madre en Europa durante el fin de semana de su muerte. Y, pese a eso, Lagomarsino accedió a entregarle de inmediato el arma, sin detenerse en el hecho de que las adolescentes no se encontraban en el país. Luego, se justificó y dijo que el fiscal le había mentido.

Hay imágenes del ingreso de Lagomarsino, pero no de cuando abanonó la torre Le Parc Puerto Madero.

¿Abandonó el departamento con Nisman ya sin vida? Según su versión de los hechos, Lagomarsino abandonó el sábado a las ocho de la noche el departamento del fiscal, tres horas después de su ingreso. En una primera declaración aseguró que se encontró con cuatro personas en el ascensor que podrían verificar el dato. Luego, se desdijo, y aclaró que eran sólo dos. Además, no existen imágenes de las cámaras, dado que no funcionaban. Sí lo hacían las del ascensor que registraron su ingreso. Ninguno de los vecinos recuerda haberlo visto aquel día.

El reporte de Gendarmería complica la situación judicial del técnico en informática.
El llamado que lo incrimina. El lunes 19, cuando la noticia de la muerte del fiscal sacudía a todos los medios de comunicación, Lagomarsino se comunicó de inmediato con la Justicia para informar que le había entregado a Nisman el arma con la que se había matado. Sin embargo, todavía no había trascendido que los disparos que le quitaron la vida al fiscal eran los de su Bersa.