Menu Big Bang! News
Política Detalles

Las 139 operaciones en Suiza por US$20 millones que complican a los Báez

Tras recibir el dato, el juez federal Sebastián Casanello ordenó una nueva ronda de indagatorias. Las operaciones se concretaron entre 2012 y 2013. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El juzgado federal de Sebastián Casanello recibió información clave vinculada a la causa por la Ruta del Dinero K desde Suiza, que confirma los movimientos millonarios en el entorno del empresario detenido Lázaro Báez. Hubo al menos 139 operaciones, por un total cercano a los 20 millones de dólares, por medio de dos empresas, SGI y Marketing and Logistic Managment SA. Tras recibir la información, el magistrado decidió convocar otra vez a indagatoria a varios acusados, entre ellos los cuatro hijos de Lázaro.

Las transacciones fueron realizadas por esas dos sociedades a través de los bancos suizos PKB Privatbank y el J. Safra Bank, y estuvieron asociadas a “cuentas de la familia Báez”. Además, aparecen los nombres de Fabián Rossi y el contador de Báez, Daniel Pérez Gadín. Tiempo atrás, la Justicia ya había corroborado una serie de operaciones por 33 millones de dólares, por la que el empresario K fue procesado por lavado de dinero.

La Justicia recibió información sobre operaciones millonarias de Báez en Suiza.

Todo ocurrió entre 2012 y 2013, y las cuentas no permanecieron abiertas más de seis meses, según consigna el diario Clarín. En total, se registraron 139 operaciones que suman alrededor de 20 millones de dólares. Tres ejecutivos de la financiera SGI Argentina, conocida como La Rosadita, donde se registró cómo Báez contaba dinero, fueron los administradores de esas cuentas. Se trata de Eduardo Castro, Gustavo Fernández y Fabián Rossi.

Creen que el objetivo de la cuenta radicada en el Banco PKB, de Lugano, Suiza, era manejar operaciones del Grupo SGI con sede en la Argentina. Esa cuenta tuvo 37 créditos por una suma de 3.004.979 dólares y en marzo de 2013 fue cerrada sin ningún saldo. Tiempo después, las operaciones continuaron en la cuenta del Safra Bank, asociada a la familia del empresario detenido en la cárcel de Ezeiza.

El empresario se encuentra detenido en el penal de Ezeiza desde abril del año pasado.

Luego, hubo movimientos en otra cuenta del mismo banco que superaban los 12 millones de dólares. En las cuentas que están asociadas a la familia del empresario preso e investigado los movimientos superaron los 5 millones de dólares.

La documentación que recibió el juzgado de Casanello fue utilizada por el magistrado para definir el nuevo llamado a indagatoria de varios de los acusados en el expediente por la Ruta del Dinero K, entre quienes se destacan los propios hijos de Báez, imputados por lavado de activos tras un informe de la Unidad de Investigación Financiera por estar asociados a una serie de cuentas que hicieron movimientos por 25 millones de dólares a través de firmas radicadas en Panamá y Uruguay.

Luciana, Leandro y Melina se encuentran imputados por el delito de lavado, mientras que Martín tiene un doble procesamiento por el mismo delito. Todos los procesados en la causa volverán a declarar a partir del 27 de abril ante Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan. El propio Lázaro Báez será el último en ir a la indagatoria, el próximo 6 de junio. Por los tribunales federales de Comodoro Py deberán pasar 27 personas: 13 imputados y 14 procesados.

Los hijos de Lázaro fueron convocados a indagatoria por el juez Casanello.

La sospecha de la Justicia es que los fondos que se investigan tuvieron su origen en un fraude fiscal realizado por Austral Construcciones, con facturas apócrifas, que le permitieron a Báez “generar una ganancia ilícita no declarada que luego sería objeto de maniobras de blanqueo”. Según se desprende del llamado a indagatoria, Casanello cree que “sin la obra pública no habría habido ingresos”, ni razones para facturaciones apócrifas que “ocultasen dineros negros”.