Menu Big Bang! News
Política tribunales

Lázaro Báez quedó detenido: el juez pensaba que se podía fugar

El patagónico llegó a Capital y quedó arrestado. El jueves declarará ante Sebastián Casanello en una causa por lavado de activos, pero el juez adelantó la orden de arresto por temor a que se pudiera fugar. Fue trasladado a una sede de la Policía Federal en Palermo y luego sería llevado a otra sede, en el barrio de Villa Lugano.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El empresario patagónico Lázaro Báez y amigo de la familia Kirchner llegó esta tarde en un avión privado al aeropuerto de San Fernando y fue detenido por orden del juez federal Sebastián Casanello, en el marco de la causa por lavado de dinero en la que está involucrado porque el magistrado pensó que se podía fugar.

Así lo publicó en su página web el Centro de Información Judicial (CIJ), dependiente de la Corte Suprema de Justicia. Fuentes de la causa dijeron que la detención fue ordenada por Casanello ante la sospecha de que el empresario podía fugarse. La orden de arresto también alcanza al contador Daniel Pérez Gadín.

Minutos antes de las 20:00, Báez fue trasladado a una sede de la Policía Federal en el barrio de Palermo para ser "fichado".

Luego debería ser llevado a otra sede de la Federal, en el barrio de Villa Lugano, para quedar alojado hasta que lo indague el juez Casanello. 

 

La detención

La Justicia había ordenado "cercar" con un operativo de seguridad al aeropuerto de la localidad bonaerense de San Fernando. Martín Báez, hijo del empresario, no quedó detenido esta tarde, pero eso podría pasar luego de que declare, el viernes próximo. 

Lázaro Báez tenía que declarar ante Casanello el jueves, pero el juez federal ordenó esta tarde una detención preventiva del empresario ante la sospecha de que podría eludir la acción de la Justicia. Una posibilidad era que la declaración se adelantara para mañana.

Baez

Baéz arribó a Buenos Aires, proveniente de Santa Cruz, para presentarse a declarar en el marco de esa causa, tras la difusión de los videos de lo que ocurría en 2012 dentro de la financiera SGI, conocida como La Rosadita.

Pérez Gadín es el contador personal de Lázaro Báez y fue quien se encargó de comprar la financiera SGI a Federico Elaskar, otro de los imputados en la causa.

El contador también quedó detenido, según informó el Centro de Información Judicial. La causa se aceleró después de la difusión de los videos de La Rosadita.

Sin plan de vuelo

Báez fue arrestado cuando se tomó conocimiento de que el avión del empresario estaba alistado para partir, pero que se desconocía el plan de vuelo. "En función de desconocer el destino final de la aeronave, corresponde librar una orden de captura con el objeto de proceder a la inmediata detención (cr. Art. 283 del CPP). Tal orden deberá ser comunicada de modo de abarcar el ámbito nacional e internacional", escribió el juez en su orden de arresto.

Báez será trasladado del aeropuerto de la localidad bonaerense de San Fernando a la sede porteña de la DIFOC, ubicada en la intersección de Avenida Santa Fe y Gurruchaga, en la parte superior del edificio donde funciona la comisaría 23 de la Policía Federal.

Allí es donde se realizarán los trámites de fichaje de rigor y luego quedaría alojado durante esta noche en otras dependencias de la Policía Federal, dijeron a BigBang fuentes del caso.

Báez se convirtió en el segundo allegado al kirchnerismo en quedar arrestado en menos de una semana, luego de que durante el fin de semana fuera arrestado el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por orden del juez Julián Ercolini.