Menu Big Bang! News
Política Elección bonaerense

Levantan "cepo" a boletas y habilitan mudanza de fiscales

La Cámara Nacional Electoral dejó sin efecto el tope de 25 boletas por mesa. Por su parte, la jueza electoral Servini de Cubría permitió que se pueda trasladar fiscales empadronados en otras jurisdicciones del país. Es para garantizar los 35.000 fiscales que necesitará cada fuerza en la provincia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tras la polémica generada alrededor del tope, de 25 boletas, que el juez electoral de la Provincia de Buenos Aires, Laureano Durán, le puso al uso de boletas para las PASO del 6 de agosto, la Cámara Nacional Electoral les comunicó a los apoderados de todas las fuerzas políticas que la medida quedará sin efecto.

El hecho ocurre después de que desde todas las fuerzas políticas de la oposición y hasta el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, hicieran conocer sus protestas por el límite de 25 boletas por urna, y por partido o frente, que el juez Laureano Durán había impuesto en la provincia de Buenos Aires.

En la Provincia de Buenos Aires habrá 34 mil mesas distribuídas en  5 mil escuelas.

De esa forma, el kirchnerismo hubiera obtenido una clara ventaja, ya que se necesitan 34 mil fiscales para custodiar esa misma cantidad de cuartos oscuros y así, poder controlar los faltantes de boletas, tal como lo anticipo BigBang.

Los tres jueces de la Cámara Nacional Electoral resolvieron dejar sin efecto la medida en una resolución adoptada en la tarde de hoy.

Por su parte, y en el mismo sentido de garantizar un comicio transparente, la jueza federal María Romilda Servini de Cubría hizo lugar, también hoy, al pedido del frente Cambiemos, que integran el PRO, la UCR y la Coalición, para mudar fiscales de mesa de la Ciudad y el Interior hacia la provincia de Buenos Aires en las PASO del 9 de agosto y en las elecciones generales de octubre.

La jueza electoral, María Romilda Servini de Cubría, se pronunció por los fiscales.

En su resolución, Servini de Cubría argumentó que para las PASO, las elecciones generales y el eventual ballottage "el territorio nacional constituye un distrito único" por lo que "los fiscales o fiscales generales de los partidos o alianzas nacionales podrán ser electores de un distrito distinto al que pretenden actuar".

De esa forma, los partidos o frentes que no alcanzaban a juntar el ejército de fiscales para la provincia de Buenos Aires, podrán trasladar para esa función a votantes o militantes que estén empadronados en otra jurisdicción.