Menu Big Bang! News
Política El entorno del presidente

Los diez hombres más influyentes detrás de la mente de Macri

Quiénes son los incondicionales del hombre que gobierna el país a la hora de tomar las decisiones más importantes. Secretos, intimidades y cómo teje su poder.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El macrismo, un joven espacio político que apenas tiene una década de existencia- y a quien los detractores se refieren como “partido vecinal” -logró lo que para muchos era impensado: llegar al poder. Con Mauricio Macri en la presidencia, además deberá gobernar por cuatro años- en el caso de la Ciudad será el tercer período de gobierno- los dos territorios más importantes del país: la Ciudad y la Provincia.

Domingo 25 de octubre. Casi 10 años después una triunfo que pocos esperaban.

Hay que detenerse apenas un instante en la importancia determinante de la Provincia de Buenos Aires, ya que el peronismo perdió la base de sustentación que construyó allí a lo largo de 28 años de ejercicio del poder en forma ininterrumpida. Y el peronismo, sin Buenos Aires, no es peronismo. O, al menos, deberá reconfigurarse.  

En la fuerza que fundó Mauricio Macri, y que deberá-en principio- gobernar estos dos territorios con enorme visibilidad en todo el país y en el exterior, existe un selecto grupo de “estrellas” que, con el paso del tiempo y la diferentes batallas que debieron enfrentar, han ganado más influencia a la hora de intercambiar opiniones de política y gestión con el ex presidente de Boca.

“2003. primera experiencia del macrismo en una elección. Fue en la ciudad y perdió con Ibarra.

Se trata de aquellas personas a las que escucha con mayor atención, el hombre que con el tiempo aprendió a escuchar. Se trata de los que lo ayudan a tomar las decisiones más sensibles. Son quienes, de cara a lo que viene, serán parte privilegiada del corazón del círculo rojo del poder macrista.

Hay muchos nombres –incluso de actuales funcionarios– que quedan fuera de la lista, no porque no tengan peso, sino porque por sobre todo están estos diez incondicionales, que son quienes más lo conocen y más influencia tienen.

1. MARCOS PEÑA, EL ESTRATEGA EN LAS SOMBRAS

Marcos Peña, de joven asesor a jefe de Gabinete.

Sin dudas, uno de los que está más cerca del jefe PRO es Marcos Peña. Oficialmente era Secretario General de la Ciudad y en la actualidad jefe de Gabinete, pero en los papeles es uno de los funcionarios de mayor confianza de Macri. Peña no tiene estructura política, no busca copar ministerios ni secretarías, y, de hecho, prácticamente no tiene licitaciones ni grandes obras a su sola firma. Su principal trabajo, además de la consultoría en comunicación, es asesorar a Mauricio, escucharlo, y darle su opinión. Y es una de las que más vale. Una anécdota ilustra la influencia del joven secretario general, quien en 2015 se transformó en el jefe de la campaña presidencial.

En mayo, durante una recorrida por el conurbano bonaerense, habían pasado apenas horas del clásico Boca-River suspendido por el escándalo del gas pimienta. Macri aún no había hablado. Ese día, a bordo de una combi, se disponía a recorrer José C. Paz. Unos segundos antes de bajar, mientras sus asesores descendían y los gritos de la militancia con globos en un par de esquinas se hacían sentir, el candidato de Cambiemos lo frenó a Peña. “Esperá Marcos, ¿qué decimos del Boca- River?”, le susurró al oído. Marcos, rápido de reflejos, ensayó una explicación medida y de fuerte crítica al operativo de seguridad del Gobierno nacional. Fue suficiente. Macri bajó y eso mismo le dijo a los medios que estaban allí esperándolo.

2. NICOLAS, EL INCONDICIONAL QUE LEE LA MENTE DE MACRI

Millonario y constructor, Nicolás Caputo, amigo de la infancia.  

Otro hombre clave, acaso el más importante en la mente del presidente, es Nicolás Caputo. Sin dudas, el verdadero alter ego de Macri. De un extremo perfil bajo, el un empresario exitoso, que acumula negocios en diversas industrias de una empresa familiar de tres generaciones, y conoce al candidato desde los seis años, cuando compartían las aulas del colegio Cardenal Newman. Estuvo muy cerca suyo cuando lo secuestraron (de hecho fue quien llevó el dinero del rescate a los secuestradores) y hoy tiene muchísimo peso sobre cada decisión que toma Macri. Es quien más lo conoce, con uno de los pocos que Macri puede pasar días sin hablar, enojado por una discusión. Es con quien discute los trazos más importantes (y también los detalles) de cada decisión política que toma el macrismo.

Fue tan determinante que fue en contra del 90% de la “mesa chica” que pretendía que Peña sea el candidato a vice de la fórmula y él, casi en soledad, les ganó la pulseada e impuso a Gabriela Michetti.

“Niki” Caputo fue el padrino de boda de Macri y Awada.

3. TORELLO, EL OTRO AMIGO DE LA INFANCIA QUE APARECE EN LOS MOMENTOS CLAVE

José Torello, amigo de la infancia de Macri. Fue su Jefe de Asesores. 

Otro de los hombres que también tienen verdadero peso en la estructura mental del candidato es José Torello, otro ex alumno del Newman. Torello es un “bon vivant”, apoderado del partido macrista en la Provincia, y quien estuvo en los últimos dos años un poco alejado del esquema de decisiones (se dedicó a sus inversiones inmobiliarias y agrarias), pero con cada día que pasa vuelve a brillar en ese círculo. Tendrá un lugar clave en las decisiones que se tomen en los próximos años. Su voz aparece siempre en los momentos clave: cierres de listas y campañas electorales. Y ante cada crisis política del espacio se lo puede ver deambulando despachos oficiales.

4/5. LARRETA Y VIDAL, SUS HOMBRES FUERTES DE LA GESTIÓN

Además del grupo de asesores íntimos, que participan de la mesa chica en que la que Macri toma decisiones, hay que destacar el rol de sus dos candidatos triunfantes. Horacio Rodríguez Larreta, el ex jefe de Gabinete Porteño y ahora jefe de Gobierno electo de la Ciudad, y María Eugenia Vidal, que llegó de su mano al macrismo y sorprendió hace cuando arrasó con 28 años de peronismo bonaerense y se convirtió en gobernadora.

Ambos forman parte de su círculo de confianza en lo que refiere a la gestión. Larreta es en quien delegó el poder de la administración porteña desde 2008, quien se ocupa de cuidarle las espaldas en el día a día, y por quien apostó como nunca cuando jugó explícitamente a su favor en las primarias porteñas en abril, cuando enfrentó a Michetti. Hoy Macri se ufana de haber dejado su legado en la Ciudad en manos de su “mejor continuador”.

Horacio Rodríguez Larreta junto a su mujer, Bárbara Diez, y dos de sus hijas.

Por su lado, Vidal fue siempre la “niña mimada” de la gestión. Incluso, exagerado, Macri llegó a decir que fue “la mejor ministra de Desarrollo Social de la historia” y, a partir de ello, la llevó como candidata a vicejefa a una ignota colaboradora. La relación entre ambos se estrechó más aún en la campaña de 2011 y, cuando tuvo que empezar a recorrer la Provincia, Vidal le dejó siempre en claro a Macri que si candidatura servía para negociar con otras fuerzas, como el massismo, estaba dispuesta a dejarla de lado sin que él se lo pida. Hoy el candidato de Cambiemos la ve como el futuro de la política nacional y hasta se emocionó en el bunker cuando se enteró que su “niña mimada” había ganado. Todo un símbolo de su apuesta a una joven dirigente que asumió en Desarrollo Social con sólo 34 años.

¿Imagen premonitoria?. María Eugenia Vidal recorre las zonas inundadas de Buenos Aires con Nicolás Ducoté, vencedor en Pilar.

 

6. DURAN BARBA, EL ASESOR ESTRELLA

El asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba

También ocupará un rol destacado el asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba, que brinda su opinión y basa sus apreciaciones en los focus group de opinión pública, que el mismo realiza, y que además le sirven para chequear los datos de otros trabajos similares que encarga por afuera. La anécdota cuenta que si los trabajos encargados dan más allá del margen de error del de sus propias mediciones, no lo paga. Fue quien insistió hasta el final con la “pureza” de las fórmulas. Y aunque no está permanentemente en Buenos Aires, Macri aprendió a escucharlo y a tomar solo aquello con lo que está de acuerdo.

7. CENZON, EL MINISTRO DE LA “MESA CHICA”

Edgardo Cenzón, otro hombre clave. 

Edgardo Cenzón fue el joven ministro de Ambiente y Espacio Público porteño. Sucedió en ese cargo a Diego Santilli, cuando este pasó a integrar la fórmula para la senaduría porteña. Se trata de su principal recaudador, como quedó demostrado en la cena para empresarios que organizó en La Rural. Le juntó a Macri unos $ 120 millones para la campaña presidencial. Antes, este funcionario de bajo perfil había manejado la caja de áreas sensibles en el gobierno porteño: Compras y Contrataciones del Ministerio de Hacienda, la pauta publicitaria de los medios de comunicación, la Administración de la Policía Metropolitana y la cartera de Ambiente y Espacio Público, donde controla un presupuesto de 11.251.071.650 pesos, uno de los mayores de la Ciudad. Forma parte de la mesa chica y su palabra es valorada. Cuando lo eligió para ser ministro Macri le pidió específicamente que se ocupe de la difícil tarea de resolver los temas más sensibles de la Ciudad: la basura, el bacheo y las “obras visibles”. Cenzón, un economista que trabajó en el sector privado y que hoy goza del respeto de sus pares, fue otro de los pocos que apostó por Michetti como compañera de fórmula y quien logró encausar la relación con Hugo Moyano.

8. FRIGERIO, EL ASESOR ECONÓMICO

De familia desarrollista al macrismo. Frigerio, apellido ilustre y marca progresista.

Rogelio Frigerio, nieto, se transformó en una de las voces más importantes del gobierno Macri, del que es ministro del Interior. Especialista en economía regional (su consultora se dedica a estudiar a las provincias), es presidente del Banco Ciudad y uno de los voceros económicos. Su abuelo fue ministro de Arturo Frondizi y será uno de los funcionarios de consulta regular. 

Su carrera en el sector publico comenzó durante el menemismo, en 1998 fue designado durante un año secretario de Programación Económica de Roque Fernández (ministro de Economía de la Nación) durante la segunda presidencia de Carlos Menem entre 1995 y 1999. En algún momento preliminar sonó para acompañar a Macri en la fórmula.

9. EL COTI, EL OMNIPRESENTE OPERADOR DEL ACUERDO PRO-UCR

Nosiglia armó la pata radical del PRO, y fue clave para que Sanz venciera en el congreso partidario de Gualegaychú.

Enrique “Coti” Nosiglia, sigue siendo un hábil operador político en las sombras, no perdió las mañas y es, junto a Ernesto Sanz, uno de los grandes hacedores de la alianza que se tradujo en Cambiemos. Nosiglia, nació en Misiones y se trasladó a Buenos Aires para estudiar Derecho en la UBA, donde militó en la mítica Franja Morada.

Semana Santa. En los balcones de la Casa Rosada, Nosiglia, Facundo Suárez Lastra y el senador Antonio Berongharay

Luego de la Guerra de Malvinas y abierta la transición hacia elecciones libres, Nosiglia se convirtió en uno de los principales operadores políticos de Alfonsín, que resultó electo presidente un año después. “El Coti” ocupó el ministerio del Interior en 1987, único cargo público que desempeñó.

Tiempos de Alfonsín en la Presidencia, y el peronismo derrotado se encolmnaba detrás del líder de la CGT Saúl Ubaldini. Nosiglia intermediando. Hubo 13 paros nacionales.

Aún sin ocupar cargos públicos, Enrique Nosiglia ha sido una de las personas más influyentes de la política argentina desde el retorno a la democracia en 1983, siendo el principal operador del Alfonsín durante su gobierno, el principal interlocutor radical en el gobierno de Carlos Menem, desempeñó un papel central en la negociación del Pacto de Olivos, que posibilitó la Reforma Constitucional del 94, y fue hombre clave en la relación Alfonsín- Duhalde a partir de 2002. Dentro del PRO, toda la línea radical, responde a su influencia. Se hizo amigo de Macri y suele darle consejos y colaborar en su armado político. Desde los años en que lo acompañaba a la cancha de Boca, el Coti tendrá un rol preponderante, en las sombras, donde suele reposar.

10. EL TANO ANGELICI, EL OPERADOR JUDICIAL

Macri y Angelici, amigos desde los años de Boca, cuando compartían la comisión directiva.

Daniel “el Tano” Angelici no sólo es presidente de Boca, se hizo amigo de Macri cuando ambos estaban en el club y se hizo conocido como tesorero cuando se negó a pagarle una fortuna a Juan Román Riquelme por su contrato.

Macri lo incorporó a su mesa de decisiones y son amigos. Binguero y hombre vinculado al juego, el “Tano” fue el creador de la marca radicales PRO que, muchos antes del acuerdo a nivel nacional, reclutaba a hombres del centenario partido para el macrismo.

BONUS TRACKS: EL PRIMO Y EL COLORADO, LOS OPERADORES TODOTERRENO

A modo de bonus tracks, dos hombres más son escuchados por Macri. Ambos ganaron en influencia en los últimos años, en especial por su colaboración en el armado político pero también por haber ayudado de una forma particular: aceptaron ceder sus propias aspiraciones para el proyecto presidencial.

El primo, Jorge Macri.

En el primer caso, el intendente de Vicente López (reelecto con más del 50% de los votos) no sólo es el primo del jefe de Gobierno sino que fue su espada en la Provincia de Buenos Aires. Decidió relegar su aspiración a ser candidato a gobernador por Vidal y se transformó en el jefe campaña y articulador con todos los candidatos bonaerenses que lograron copar 64 intendencias a lo largo de la Provincia. Además, fue uno de los nexos, junto a Larreta, con Sergio Massa.

Festejando, Macri con Larreta y Santilli, la fórmula ganadora en la Ciudad.

Por su lado, Diego Santilli se hizo un lugar: aceptó ser candidato a vicejefe porteño, a pesar de que es senador y no tenía intenciones de hacerlo, y se ganó la confianza de Macri. Hoy es uno de los hombres que dialoga con gobernadores y dirigentes del PJ, además de colaborar con la “pata sindical”. 

Podrán existir más nombres en la lista de los macristas más influyentes. Pero estos son, al menos, algunos de los más importantes.