Menu Big Bang! News
Política Los investiga la jueza Palmaghini

Los dos custodios que debían cuidar a Nisman se negaron a declarar

Los custodios Armando Niz y Luis Miño se presentaron hoy ante la requisitoria de la jueza Fabiana Palmaghini, pero usaron el derecho de guardar silencio. Se les recrimina no haber derribado la puerta del departamento del fiscal cuando, en la mañana del domingo 18 de enero de 2015, este no contestó.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los dos custodios que acompañaban al fiscal Alberto Nisman el día de su muerte se negaron hoy a declarar ante la jueza Fabiana Palmaghini, quien los investiga por el presunto delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" por haber abandonado el puesto de vigilancia en el edificio Le Parc. Al mismo tiempo, la jueza rechazó un planteo de "incompetencia" formulado por las querellas para que la investigación pasara al fuero federal.
Armando Niz y Luis Miño, acompañados por la abogada Natalia Chazarreta, se presentaron hoy a las 10 en el juzgado situado en el quinto piso del Palacio de Tribunales, pero anunciaron que harían uso de su derecho a negarse a declarar. 

Luis Miño y Armando Niz se presentaron en el juzgado de Palmaghini pero prefieron guardar silencio.


Los custodios adelantaron que la próxima semana presentarán sendos escritos en los que formularán sus respectivos descargos sobre las imputaciones, vinculadas con que en dos oportunidades dejaron el puesto en Le Parc para concurrir con la madre de Nisman, Sara Garfunkel, en procura de elementos para acceder al departamento sin romper la puerta.

Los custodios ingresaron al departamento de Nisman ocho horas después, cuando ellos mismos
fueron a buscar a la madre del fiscal para que abriera la puerta.

Esa situación, la decisión de no derribar la puerta, es otro de los hechos que le reprocha la jueza, puesto que desde que los custodios intentaron comunicarse con Nisman –y éste no respondía sus llamados- hasta que finalmente accedieron al departamento pasaron más de ocho horas.
Palmaghini decidió además rechazar el planteo de “incompetencia” formulado por las querellas que representan a las hijas y a la madre de Nisman, quienes sostienen que el fiscal fue asesinado por el ejercicio de su cargo y como consecuencia de la denuncia por “encubrimiento” contra el anterior gobierno por el atentado contra la AMIA.

Un ejército de peritos vuelve a realizar una búsqueda al departamento de Nisman.

La jueza explicó que esa hipótesis sólo podrá ser corroborada o descartada con el resultado de la junta integradora e interdisciplinaria que ordenó la semana anterior, por lo que consideró que el planteo de “incompetencia” es “prematuro”.
Además, narró que había “certificado” todas las causas en las que Nisman aparecía como denunciante y víctima del delito de amenazas –de distintos orígenes- y en todas constató un avance prácticamente “nulo” en esas investigaciones.

La jueza Fabiana Palmaghini tiene ahora el control sobre la causa.

De hecho, ante una causa por amenazas, el juzgado a cargo de la investigación tiene como principal misión preservar la seguridad del amenazado, y en ese contexto, Nisman apareció muerto el 18 de enero de 2015 en el departamento en el que vivía en el edificio Torres Le Parc de Puerto Madero.
La decisión de rechazar la incompetencia es apelable ante la Cámara del Crimen.