Menu Big Bang! News
Política Otro coletazo

Los nexos entre los Panamá Papers, el FIFAgate y los Jinkis

Los dueños de Full Play están vinculados a una cuenta en Nevada, EE.UU., con el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, investigado por la FIFA. La conexión del dirigente uruguayo con la "ruta del dinero K". El rol decisivo de los Panamá Papers.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El escándalo de Panamá Papers tocó de cerca a los empresarios en la mira de la Justicia de Estados Unidos investigados por el FIFA-Gate, Hugo y Mariano Jinkis, propietarios de la firma Full Play S.A. La filtración de documentos expuso el nexo de los argentinos con el dirigente Juan Pedro Damiani, presidente de Peñarol de Uruguay, con quien mantuvieron un vínculo comercial en una sociedad registrada en Estados Unidos.

Hugo Jinkis, figura como "beneficiario" de la cuenta en Nevada. 

La firma con domicilio en Nevada que uniría a los Jinkis con Damiani vuelve a confirmar los nexos entre los empresarios argentinos y el fútbol dle Uruguay, vinculo que la Justicia de ese país tiene en la mira.

El estudio de abogados de Damiani hizo de intermediario de una sociedad registrada en Nevada vinculada con los Jinkis denominada Cross Trading S.A., que originalmente se constituyó en 1998 en la pequeña isla de Niue, en el Pacífico, y al ser mudada en 2006 a Estados Unidos pasó a llamarse Cross Trading LLC.

Damiani "asesoró" a la sociedad de los Jinkis en el extranjero. 

En los documentos filtrados figura que Hugo Jinkis es el "beneficiario" de la compañía y surge el rol de Damiani como asesor de Cross Trading, tanto en Niue como en Nevada. Damiani es miembro del comité de Ética de la FIFA y es investigado internamente por el supuesto nexo que tiene con Eugenio Figueredo, ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol y vicepresidente de la Fifa que enfrenta cargos de corrupción en Uruguay y EE.UU.

La conexión entre Jinkis y Damiani vuelve a poner el foco sobre el escándalo de corrupción del ente madre del fútbol mundial y ahora la Justicia norteamericana podría requerir información sobre esas sociedades para determinar si podría haber dinero cobrado en concepto de coimas.  

Uruguay tiene en la mira a los Jinkis

En marzo, las autoridades judiciales uruguayas citaron a indagatoria a Hugo y Mariano Jinkis por "mantener en forma dudosa los derechos de televisación" de distintos torneos organizados por la Conmebol.

La medida se debió, en parte, a que Full Play tiene un 33% de la Sociedad Anónima Datisa, constituida en Uruguay en junio de 2012, y señalada por la Justicia de Estados Unidos por pagar sobornos superiores a los U$S 100 millones a dirigentes de la FIFA para quedarse con los derechos de televisación de las próximas cuatro ediciones de la Copa América.

Los empresarios argentinos fueron llamados a declarar por la Justicia de Uruguay.

Esta teoría fue denunciada por Figueredo, ex dirigente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), quien aseguró que Sebastián Bauza, ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, cobró US$ 400 mil de parte de Full Play por los derechos de TV de torneos de Conmebol.

Figueredo acusó a la firma de los Jinkis de pagar sobornos a dirigentes de fútbol. 

El ex dirigente expresó, a su vez, que compró sociedades panameñas al estudio de Damiani, que también fue citado por la Justicia para informar sobre esas empresas. Ahora la filtración de documentos desnuda que los Jinkis compartían sociedades en el exterior con este dirigente.

Un estudio polémico

El bufete de Damiani también habría tenido vínculos con la denominada “Ruta del Dinero K”, investigación en la que se busca determinar si el empresario Lázaro Báez retiro del país casi US$ 60 millones en un lapso de seis meses. Según consigno el diario Clarín, el estudio del dirigente uruguayo impulsó la creación de al menos 10 empresas fantasma en EE.UU. que usó la suiza Helvetic, dueña de “La Rosadita”, para sacar el dinero del país.

El estudio de Damiani habría ordenada la creación de cuentas en el extranjero para Báez.

El Reporte de Operaciones financieras Sospechosas de las islas Seychelles reveló que el pedido de creación de parte de las 148 empresas fantasma de Las Vegas, EE.UU., que administra Aldyne, partió del estudio uruguayo JP Damiani & Asociados.