Menu Big Bang! News
Los siete apóstoles que rodean a Vidal para controlar la Provincia

Política Los hombres que cuidarán a la gobernadora bonaerense

Los siete apóstoles que rodean a Vidal para controlar la Provincia

Siete nombres rodearán los próximos cuatro años a la gobernadora electa. Intendentes, funcionarios, peronistas y hasta su marido, serán parte de la estructura política que mantendrá la gobernabilidad en la Provincia más grande del país. Quiénes son y qué rol tendrá cada uno.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde que fue electa gobernadora bonaerense, María Eugenia “Mariu” Vidal tiene la mente puesta en un desafío central: asegurar la gobernabilidad. Tras conseguir dos auténticos récords – ser la primera mujer gobernadora y la primera dirigente no peronista en 28 años en llegar a manejar la Provincia de Buenos Aires – ahora comenzó a focalizarse en cómo será su armado político que le permita sustentar su gestión los próximos cuatro años.

Detrás de ella, BigBang te cuenta quiénes son los “siete apóstoles” que velan por Vidal y porque el territorio bonaerense no sea el lugar que pueda provocar cataclismos políticos, como ocurrió años atrás.

  1. Federico Salvai: el armador todoterreno

Con apenas 37 años, es su hombre de máxima confianza desde hace ocho años. La acompaña en sus recorridas, la aconseja, está a su lado a sol y sombra. Es con quien toma las decisiones más importantes de su carrera política. Su auténtica “mesa chica”.

Con menos de 40 años, Federico Salvai será la pieza clave de la gestión de la Provincia.

Tras un paso por el peronismo, Salvai se transformó, con menos de 30 años, en el jefe de asesores de Vidal cuando ésta llegó al ministerio de Desarrollo Social porteño, allá por 2008. En ese entonces, la gobernadora electa era una auténtica desconocida, venía de tener a su tercer hijo (Pedro) y tuvo que desactivar conflictos de envergadura: desde la continuidad de los planes sociales a los reclamos por fondos que realizaba Hebe de Bonafini junto a Sergio Schoklender.

No son pocos los que recuerdan cómo Vidal, junto a Salvai, echaron de la oficina que tenía el ministerio en ese entonces sobre Avenida de Mayo, a una cuadra la histórica plaza, a un enardecido Schoklender, quien había caído sorpresivamente, a los gritos, en el despacho de la entonces ministra.

En campaña. Vidal en una de las cientos de recorridas, escoltada por su mano derecha.

Salvai hoy es legislador porteño del PRO y fue secretario de Desarrollo Ciudadano en los primeros dos años con Vidal como vicejefa. Desde allí armó las Estaciones Saludables y el plan de rock por los barrios para que los jóvenes con bandas puedan tocar al aire libre con el aporte gratuito de la Ciudad en lo que refiere al sonido profesional.

Salteño y abogado, está casado con la ministra de Desarrollo Social porteña, e íntima amiga de Vidal, Carolina Stanley. Tienen dos hijos, Mateo y Juan, y se conocieron cuando eran jóvenes asesores en la Legislatura porteña a principios de 2000. Fan de River, colaboró activamente para la llegada de Rodolfo D´Onofrio como presidente.

Es legislador porteño pero se mudará a la Provincia como funcionario bonaerense.

En los próximos cuatro años será el hombre clave de la Provincia ya sea como jefe gabinete o secretario de Gobierno. Su especialidad será como articulador con los intendentes y gobernadores. Acaso el trabajo que realizó en los últimos ocho años, sólo que ahora tendrá mayor visibilidad.

  1. Santiago López Medrano: el joven que creció en Desarrollo Social

Al igual que su jefa, es un joven dirigente de perfil bajísimo. Senador electo por la Provincia de Buenos Aires (encabezó la boleta de la tercera sección electoral), es un hombre del riñón de la gobernadora electa. Trabaja como subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario del Ministerio de Desarrollo Social, con Stanley.

López Medrano en una charla. Cultivó un perfil muy bajo durante estos años en la Ciudad.

Cuando Vidal era ministra fue Director General del mismo área. Allí se ocupa del reparto de planes sociales y de la emergencia social: desde las personas en situación de calle, los hogares y paradores hasta los micro emprendimientos.

Santiago López Medrano es uno de los funcionarios más cercanos a Vidal.

López Medrano es quien tiene grandes chances de realizar la misma tarea, ahora en la Provincia: sería ungido como ministro de Desarrollo Social bonaerense.

  1. Hernán Lacunza: el economista que busca sanear la Provincia

Aunque comenzó a entablar un contacto casi diario hace cinco meses, cuando Vidal le pidió que arme el plan económico y de infraestructura, Lacunza se transformó, en poco tiempo, en uno de los técnicos que será clave los próximos cuatro años.

El economista Hernán Lacunza fue quien diseñó el plan de obras e infraestructura.

Actual gerente general del Banco Ciudad, tuvo un largo paso por el Banco Central en los años de Martín Redrado, también como gerente general.

Forma parte del board económico que asesora a Mauricio Macri pero además, junto a su equipo, diseñó el plan para sanear la Provincia. Entre otras cuestiones, el programa incluye la instalación de cloacas para 1,3 millón de hogares y agua potable para 620 familias en cuatro años. También, la refacción de más de 1000 kilómetros de rutas y la construcción de, al menos, tres autovías nuevas.

Selfie bonaerense. Lacunza y Vidal sonríen. Es quien llevaría las cuentas de la gobernación.

Además, prevé reconvertir el Banco Provincia en un organismo de crédito para Pymes. Según un estudio que Lacunza le armó a Vidal, hoy el 45% de la cartera del Provincia está en bonos del Estado. La idea del economista es reconvertirlo en un banco para créditos hipotecarios y para empresas, bajo el modelo del Banco Ciudad que hoy conduce.

Lacunza vive en Tigre pero se crió en Belgrano. Es hermano de Sebastián, el director del Buenos Aires Herald, y mantuvo, como la mayoría de los hombres de la gobernadora, un perfil bajo, asociado a los equipos técnicos. 

Fanático de Racing, suele ir a la cancha con amigos o con sus hijos y, allí, se ha cruzado con otros hinchas reconocidos, como Horacio Rodríguez Larreta.

  1. Ramiro Tagliaferro: intendente, esposo y peronista

Reúne tres condiciones esenciales para el futuro de la gobernadora. Es el marido de Vidal, con quien tiene tres hijos (María José, Camila y Pedro), es peronista y fue electo intendente de Morón.

La familia Tagliaferro-Vidal completa. Viven en Morón hace diez años.

Conoció a su mujer cuando ambos estudiaban Ciencias Políticas en la Universidad Católica Argentina. De esos años aún conservan a una pareja de amigos, padrinos de sus hijos, que viven en Puerto Madryn, donde suelen ir un par de veces al año en familia.

En campaña. Tagliaferro, con Horacio Rodríguez Larreta, buscando ganar Morón.

Cuando comenzaron a salir él tenía el pelo largo y andaba en jeep. Ella, una joven de Floresta, vivía en un edificio junto a sus padres.

Tagliaferro en Morón: le ganó a la familia Sabbattella, tras más de diez años.

El primer día en que la pasó a buscar para salir, cuentan en el entorno a BigBang, Ramiro tocó el quinto piso. El padre de Vidal, un médico cardiólogo, se asomó por la ventana y lo observó. “¿Con éste vas a salir?”, le dijo a su hija, palabras más, palabras menos. “Quedate tranquilo pa, voy sólo a tomar un café”, le respondió Mariu. Un par de años después se casaron.

Votando. La pareja vive en Morón hace más de diez años con sus tres hijos.

Políticamente, Tagliaferro tendrá un lugar importante en lo que refiere a la relación con el PJ, en especial sus pares que asumirán como intendentes.

Entre otros, es amigo de Gustavo Menéndez, el nuevo cacique peronista de Merlo. 

  1. Néstor Grindetti: el intendente amigo

El ministro de Hacienda porteño, e intendente electo de Lanús, será otro de los componentes territoriales del armado política de la gobernadora. Grindetti y Vidal tienen un muy buen vínculo, tras compartir ocho años el gabinete porteño.

En campaña. Grindetti será uno de los interlocutores con los intendentes opositores.

A tal punto que a comienzos de 2011, cuando Macri aún no había decidido quién lo acompañaría en la fórmula para la Ciudad, Grindetti le envió un largo mail personal a su casilla con distintos argumentos con un solo objetivo: que elija a la entonces ministra de Desarrollo Social porteña, ignota para el gran público, para acompañarlo. El correo electrónico no fue respondido. Pero el jefe de Gobierno eligió a Vidal semanas después.

Vidal y Grindetti tocando timbres en Lanús, donde gobernará Cambiemos.

Grindetti es uno de los 64 intendentes de Cambiemos. Junto a Martiniano Molina (Quilmes) manejará la política de la tercera sección electoral, el distrito más fuerte del conurbano donde habitan desde La Matanza hasta Almirante Brown.

Grindetti festeja con su hija, Laura, y su nieta. Ganó Lanús luego de ocho años.

Hincha fanático de Independiente y amante de la fotografía, es quien le llevó las cuentas a la Ciudad como titular del Palacio de Hacienda, y trabaja con Macri hace más de 20 años, cuando fue parte del Grupo que lideraba Franco, el patriarca del clan.

  1. Cristian Ritondo: el hombre fuerte del PJ macrista

Otro de los funcionarios clave detrás del poder de Vidal será Cristian Ritondo, hoy vicepresidente de la Legislatura porteña. Un peronista clásico que armó el sello Peronismo-PRO junto a Diego Santilli. Desde el arribo de Vidal a la vicejefatura la relación entre ambos fue cada vez más estrecha. De hecho, cuando tuvo que anunciar su fórmula, la vicejefa lo eligió, y anunció también, a Ritondo como vice.

Ritondo, Lucas Delfino (candidato en Hurlingham) y Vidal, juntos. Compartieron cuatro años la Legislatura.

Sin embargo, producto de los acuerdos con la UCR, tuvo que pedirle que se baje. En ese entonces, el vicepresidente de la Legislatura porteña se bajó sin pedir nada a cambio. “Aún tiene crédito abierto”, reconocen cerca de Vidal.

En la Legislatura porteña. el peronista Ritondo comparte las sesiones con Vidal.

Hombre de Mataderos, con poco más de 30 años fue viceministro del Interior en la gestión de Eduardo Duhalde. De esos años, se transformó en uno de los dirigentes que mejor conoce el tema seguridad. De hecho fue mencionado, en no pocas oportunidades, como ministro de Seguridad porteño para los cuatro años de Horacio Rodríguez Larreta. Sin embargo, Vidal le pidió que ocupe un rol en su gobierno. En ese marco, será el encargado de la Seguridad en el territorio, y tendrá la complicada tarea de reordenar a la policía bonaerense.

Ritondo (a la derecha), en campaña con Santilli, Larreta, Prat Gay y Bullrich.

La relación con el PJ bonaerense y, además, con Sergio Massa y los dirigentes del Frente Renovador son dos de las claves del trabajo que tendrá por delante Ritondo cuando asuma como funcionario de la Gobernación. Por lo pronto, en agosto, y ahora en octubre, puso un arsenal de dirigentes dedicados a la fiscalización en zonas calientes, como La Matanza.

  1. Jorge Macri: el jefe de campaña que maneja la primera sección electoral

Además de ser el primo de Mauricio, Jorge Macri fue el jefe de campaña de la gobernadora electa. Si bien había pensado en postularse él, cuando el jefe de Gobierno porteño tomó la decisión de ir con su “niña mimada”, se corrió y terminó armándole la campaña.

Jorge Macri fue el jefe de campaña de Vidal en la Provincia de Buenos Aires.

Jorge Macri conoce, como pocos, la gestión bonaerense: fue reelecto en Vicente López como intendente con más del 50% de los votos y manejó la política de la primera sección electoral, donde Cambiemos arrasó en San Isidro (con Gustavo Posse) y realizó un papel decoroso en Tigre.

No ocurrió lo mismo en San Fernando, donde el joven Alex Campbell quedó muy lejos del massista, Luis Andreotti, a pesar de que aseguraba que quedaría cerca de la intendencia.

Jorge Macri, al lado de Vidal, junto a Daniel Salvador (izquierda, candidato a vice).

Aunque hoy la relación con Vidal no es la ideal, será un actor fundamental para la etapa que viene ya que, además de ser intendente, tiene un buen vínculo con Massa y con sus pares bonaerenses.