Menu Big Bang! News
Política visita

Lula, entre la alegría por su estatua sciolista y un posible interrogatorio en Brasil

El ex mandatario brasileño sigue con su gira bonaerense. Esta mañana recibió un doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Matanza y anoche visitó La Ñata, donde dialogó con sus futbolistas y saboreó los manjares del menú sciolista. Luego, se enteró de que en su país quiere indagarlo por los sobornos en Petrobras.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Esta mañana y de la mano del candidato a Presidente, Daniel Scioli, el ex mandatario Brasileño, José Inácio Lula D a Silva, recibió en la Universidad de La Matanza el doctorado “Honoris Causa”, que le entregaron en esa casa de estudios, en el corazón del conurbano bonaerense. Pero el verdadero plato fuerte fue anoche.

Siguiendo con su gira rentada por la Argentina, el ex presidente visitó el Monumental de La Ñata, donde Scioli y su equipo compiten en el torneo del FutSal de la AFA.

 

 

En la recorrida el candidato a presidente le presentó a Lula a cada uno de los jugadores del plantel. Además le mostró el exclusivo Palco de los líderes Mundiales, donde hay estatuas de Winston Churchill, Ernesto “Che” Guevara, Nélson Mandela, Juan Domingo Perón, Bill Clinton, tocando el saxo... y el propio Lula. El brasileño se quedó con al boca abierta al descubrir su propio busto. 

 

 

“Esto no estaba preparado, es de corazón”, le advirtió a Lula cuando se detuvo a observar el Palco de los Líderes Mundiales.

“Esto no estaba preparado, es de corazón”, le advirtió Scioli ante la atónita mirada del líder brasileño. Después se detuvo a dialogar con los futbolistas. Se interesó por la edad y preguntó cuántos de ellos querían ser profesionales.

Lula saluda, junto a Scioli, a los futbolistas de La Ñata, a quienes le preguntó su edad y si en el futuro querían hacerlo profesionalmente.

Luego de la recorrida, Scioli invitó a Lula a probar los manjares que se suelen servir en La Ñata, que coinciden con las preferencias de Scioli: sopa, pasta, pizza y pastafrola de postre . En todo el recorrido, Da Silva estuvo acompañado del ex coordinador de la Unidad Presidencial, en tiempos de Néstor Kirchner, Rafael Follonier, quien le lleva la agenda internacional al candidato, y de Rafael Perelmiter, uno de los hombres de mayor confianza de Scioli para los temas económicos.

Durante la cena, el ex mandatario brasileño confesó que está cansado de descansar y que quiere volver a "la lucha" nuevamente. En Brasil tiene otros planes.

 

Declaración

Esta tarde, según AP, la policía federal de Brasil solicitó autorización de la Corte Suprema para interrogar a Lula por su posible implicación en un caso de corrupción y sobornos en la petrolera estatal Petrobras.

La oficina de prensa de la Corte confirmó la petición, que fue informada previamente el viernes por la revista semanal Epoca en su sitio web. La corte recibió el pedido el miércoles. El tribunal no ha indicado cuándo va a emitir su decisión.

De acuerdo con la revista, la policía cree que Lula "pudo haber obtenido ventajas para sí mismo, su partido... y el gobierno, mientras era presidente, al mantener una base de apoyo político sostenida por negocios ilícitos" en Petrobras. La revista no dio más detalles.

El caso de corrupción que se remonta a una década atrás involucró, según los fiscales, sobornos por unos US$ 2.000 millones a ciertos ejecutivos de Petrobras a fin de que éstos otorgaran contratos a las principales empresas de construcción e ingeniería de Brasil. Además, más de 50 diputados, senadores y otras figuras políticas importantes son investigados o ya han sido formalmente acusados.

 

Aunque Lula no ocupa actualmente ningún cargo político, los analistas legales dicen que un pedido tal tendría que ser hecho a la Corte Suprema si el interrogatorio del expresidente está vinculado con una investigación a un funcionario en activo.

La semana pasada, fiscales presentaron cargos de corrupción, crimen organizado y lavado de dinero contra el ex jefe de despacho de Lula, José Dirceu.

Separadamente del caso de Petrobras, fiscales dijeron en julio que tenían suficiente evidencia para justificar una pesquisa plena del supuesto cabildeo de Lula en el extranjero en favor del gigante de la construcción Odebrecht, cuyo director ejecutivo está encarcelado en relación con el escándalo de Petrobras.