Menu Big Bang! News
Política Lo que viene

Macri analiza abrir el Congreso en el verano para leyes clave

El electo presidente quiere modificaciones en la suba del piso de Ganancias y unificar los calendarios electorales de las provincias del país. Vanoli y Gils Carbó podrían ser removidos por fuera del Congreso. INDEC y el nuevo FBI argentino, otras opciones que podrían tratarse. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Sesiones del Congreso en el verano. Aunque formalmente hoy expresó que “no está decidido”, y aseguró que “estamos debatiendo a partir de los distintos planes de gobierno que va presentando cada ministerio”, el verano tendrá una cargada agenda parlamentaria.

Es que Mauricio Macri analiza llamar a sesiones extraordinarias en los próximos meses para apurar leyes claves de su futuro gobierno y por ello desde el seno del macrismo estudian una batería de temas que podrían ser tratados por el nuevo Congreso durante el verano.

El electo presidente analiza llamar a sesiones extraordinarias en el verano. 

Entre las prioridades a tratar, el PRO analiza impulsar modificaciones en las escalas para garantizar la suba del piso de Ganancias y una eventual reforma en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), con el fin de garantizar cifras claras y transparentes sobre la inflación.

Reformar el INDEC, una de las alternativas a tratarse en el Congreso. 

Además, se contempla una importante reforma política que incluye el fin de la boleta papel y unificar los calendarios electorales de las provincias con las elecciones nacionales a fin de reducir el cargado calendario electoral. A su vez, dar vía libre a la implementación de la boleta única electrónica. En este sentido, según consigna el diario La Nación, Macri también podría ordenar una ley (o decreto) sobre modernización del Estado.

Implementar la Boleta Única Electrónica, otros de los objetivos de la gestión macrista. 

En materia de seguridad podría impulsarse el proyecto para crear el nuevo FBI argentino, que pese aún no tener nombre oficial podría llamarse Agencia Federal de Investigaciones de Delitos Complejos, quien se encargaría de investigar casos vinculados a lavado de activos, narcotráfico y terrorismo, en un principio.

La batería de temas serán impulsadas en Diputados por el próximo titular del cuerpo, Emilio Monzó, actual ministro de Gobierno porteño y jefe de campaña macrista junto al próximo jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Peña quiere una lista de prioridades de cada uno de los futuros ministros. 

Este último ordenó en la última semana, a cada designado en los futuros ministerios, que confeccionen una lista de proyectos y leyes que crean necesarias para el corto plazo. Luego Macri analizará prioridades.

Ayer Monzó se reunió con el titular de la Cámara Baja, Julián Domínguez, en otra de las tantas transiciones que comenzaron estos días. Sus declaraciones post encuentro fueron cautas: “Se definirá de acuerdo a las necesidades del Poder Ejecutivo. No es una cosa tan simple porque hay que formar las comisiones".

Vanoli y Gils Carbó en la mira, pero fuera del Congreso

En caso de que el presidente del Banco Central y la Procuradora General de la Nación no tomen el consejo de Macri, de retirarse de forma elegante de sus puestos, el Presidente podría hacerlos a un lado a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU). Algo similar a la situación del actual titular del AFSCA, Martín Sabbatella. En estos casos la idea del PRO es la de recurrir a herramientas legales que no quiten la energía del debate en el Congreso a los temas más relevantes.

En la mira, Macri quiere a Vanoli fuera del Banco Central. 

En caso de recurrir al Congreso, la remoción requerirá la previa conformación de las comisiones de Presupuesto y Finanzas. Federico Sturzenegger es el elegido para reemplazarlo.