Menu Big Bang! News
Política Relanzó obras en la Provincia

Macri pidió que las obras públicas sean "sinónimo de alegría y no de corrupción"

El presidente relanzó las obras de ampliación del Río Salado. También estuvo María Eugenia Vidal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, encabezaron el relanzamiento de las obras de infraestructura para completar el Plan de Ampliación de Capacidad del Río Salado, que apunta a evitar futuras inundaciones en esa zona del noroeste de la Provincia. “No se puede entender que hace ya tantas décadas este río haya sido sinónimo de conflictos y crisis”, sostuvo el mandatario.

Rodeado de vecinos de General Belgrano, el presidente fue acompañado por la gobernadora, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín. Allí Macri cuestionó que no se hubieran realizado antes las obras. “El Plan Maestro está escrito hace veinte años, da bronca, se podría haber aprovechado (el tiempo) para progresar y no para sufrir las consecuencias de las inundaciones”, señaló.

Macri relanzó junto a Vidal las obras en la cuenca del Río Salado.

Se estima una inversión de 1.690 millones de pesos para completar la etapa IV del Plan de Obras del Río Salado. Según la gobernadora Vidal, se realizarán obras similares en el arroyo Maldonado, en el sector de la Provincia, y en la localidad de Luján, una zona habituada a las inundaciones cuando desborda el río.

Días atrás el Gobierno había lanzado las tres primeras licitaciones, y según dijo el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa, las obras comenzarán en febrero.

Bereciartúa se había tomado su tiempo para la licitación: el Gobierno bonaerense le había enviado los pliegos tras la firma del convenio el 31 de agosto y recién lanzó la licitación los primeros días de noviembre.

“Todas las obras que hacemos son en lugares que antes se inundaban, como en La Plata”, sostuvo Vidal, en referencia a las inundaciones en la capital provincial que en 2013 dejaron decenas de víctimas fatales tras el colapso hídrico de la ciudad.

Aunque Macri destacó que “las obras llevan su tiempo”, se apunta “a terminar con las inundaciones en la cuenca del salado”. “Estamos expresando este cambio que elegimos los argentinos”, señaló. Además, y como hizo en las últimas inauguraciones, dijo que “la obra pública debe ser sinónimo de alegría y nunca más de estafa, corrupción o mentira”.

“Queremos que este país salga adelante, hay que reducir sistemáticamente la pobreza, las máquinas están en marcha en todo el país, en todas las provincias”, remarcó el jefe de Estado, quien también sostuvo que la Argentina debe “salir con esfuerzo por el camino del progreso y el futuro”.