Menu Big Bang! News
Política Exclusivo

Macri y Rial en 360º, la intimidad del despacho de un candidato

En la segunda parte de la nota, BigBang introdujo la tecnología inmersiva en la oficina. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Detrás de la puerta Mauricio Macri aguardaba a Jorge Rial entre las cuatro paredes donde tal vez el candidato presidencial del frente Cambiemos haya planificado una parte importante de su estrategia política. Se trata del despacho del jefe de Gobierno porteño, un espacio que, a priori, podría imaginarse mucho más amplio de lo que realmente es, y que guarda en cada rincón un toque distintivo del aspirante presidencial.  

Macri, íntimo, recibió a Rial en su despacho. Un recorrido exclusivo por su lugar de trabajo.

La segunda parte de una charla íntima filmada con tecnología inmersiva, esta vez, dentro de la oficina del posible presidente argentino. Un recorrido en 360º desde todos los ángulos y perspectivas.

A la derecha un enorme cuadro de la “Bombonera”, el estadio de Boca Juniors, recibe a cada uno de los visitantes. Las paredes y los finos muebles de la oficina albergan retratos familiares, entre las que sobresale una fotografía junto al Papa Francisco. Aunque claro, la mirada del jefe de Gobierno se detiene en una foto en particular: la de su pequeña Antonia.

El despacho de Macri, como nunca lo viste

(HACÉ CLIC EN EL TÍTULO PARA ABRIR EL VIDEO EN 360 DENTRO DE LA APP DE YOUTUBE)

 

Su relación con Scioli

Tras las elecciones del 25 de octubre el candidato a presidente del Frente Para la Victoria inició una estrategia de campaña en la que buscó contrastar ambos modelos de país, que desencadenó en la denominada “campaña sucia”, hoy en boca de todos. “En el último tiempo (Scioli) se puso cada vez más agresivo”, sostiene Macri, previo a revelar una particular metodología para no alterarse ante las fuertes acusaciones del otro espacio. “Lo escucho poco para no enojarme”, sorprendió el postulante presidencial.

Políticas de Gobierno

Al igual que en el último tramo de su campaña, Macri intentó desligar a su eventual gobierno de políticas de ajuste y la quita de derechos sociales adquiridos durante los mandatos de Néstor y Cristina Kirchner. En este contexto, Macri fue claro. “No voy a tocar nada de los planes sociales, es un derecho adquirido”, sentenció  y negó que su gobierno planee una devaluación. “El gobierno que más devaluó es el de Cristina que paso de un dólar de $ 3 a $ 10”. 

Cauto, aseguró que no puede garantizar el 82% móvil para los jubilados aunque adelantó que será “uno de los objetivos” de su posible gobierno.

La Justicia

La polémica en torno al rol de la Justicia y su independencia del poder representan para Macri un desafío excluyente. “Yo voy a ser el primero en querer que un funcionario mío vaya preso si se mandó una macana”, afirmó. En este sentido sorprendió con una particular frase: “No va a haber impunidad ni para mí”. 

HHHHHHHH

Una irrupción especial

Mientras Jorge Rial consultaba al candidato presidencial sobre cómo imaginaba al kirchnerismo fuera del poder, la charla se interrumpió por la aparición de una de las personas más íntimas en el entorno de Macri. Se trataba de Ana Moschini, “Anita” para Macri, la histórica secretaria privada del jefe de Gobierno porteño.

“Perdón, uno de sus colaboradores dicen que vayan cortando”, le advirtió Anita a Rial y argumentó: “Dice que se quedan sin batería”. Las risas invadieron el momento y fue allí cuando Macri explicó que representaba Ana para su vida.

“Anita”, la histórica secretaria privada de Macri, interrumpe la entrevista con un gracioso mensaje. 

Esta mujer es una de las cosas más maravillosas que me paso en la vida. Era la secretaria de mi padre y en un momento de mi vida en el que no daba pie con bola le pedí que venga a darme una mano y desde hace cinco años trabajamos en conjunto”, expresó el candidato, quien no escatimó en elogios: “Ella conduce el Gobierno”.

CRISTINA FUERA DEL PODER Y 678

Una hipotética victoria de Macri representará la salida del kirchnerismo tras 12 años ininterrumpidos de poder. Y el candidato de Cambiemos imagina a un oficialismo enojado: “Ellos se levantan enojados, están todo el día enojados, nunca vi nada igual”.

En este sentido el líder del PRO prometió quitar de la televisión uno de los fenómenos que suele ser repudiado por buena parte del electorado opositor: la cadena nacional. Para diferenciarse de la actual gestión confirmó que realizará “conferencias de prensa” con regularidad y adelantó que eliminará del aire al programa kirchnerista 678: “No va más. La tv pública no hace más política partidaria”.

Antes de la despedida, su hija Antonia interrumpió la entrevista para llevarle a su padre un dibujo con un helicóptero que generó una divertida situación. Mirá a la pequeña en acción