Menu Big Bang! News
Política Once

Manteros aceptaron la propuesta del Gobierno y desalojan el corte

Queda un pequeño grupo que sostiene la protesta sobre la vereda. La mayoría aceptó capacitarse y cobrar un subsidio de $11.700 por dos meses.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Más de 48 horas después del comienzo del desalojo a los manteros en el barrio porteño de Once, finalmente los vendedores ambulantes abandonaron el corte sobre la avenida Pueyrredón. Lo mantenía un pequeño grupo de trabajadores que rechazaban la propuesta del Gobierno porteño.

Pasadas las 6 de la mañana, apenas quedaba un pequeño grupo de diez manteros que sostenían la protesta sobre Pueyrredón, en la vereda. Efectivos de la guardia de Infantería mantenían el operativo de seguridad en la zona para evitar que vuelvan a cortar el tránsito.

La protesta de los manteros se inició dos días atrás, tras el desalojo ordenado por la Justicia.

El grueso de los trabajadores aceptó la propuesta del Gobierno porteño. Ayer, en la sede de la Subsecretaría de Trabajo, las autoridades de la Ciudad ofrecieron una capacitación por dos meses a los manteros, así como también un subsidio de $11.700 por ese mismo plazo. Luego, serían reubicados en un predio cercano a Plaza Miserere, también en Once, donde podrán vender sus productos, siempre y cuando se garantice la procedencia.

El principio de acuerdo se concretó recién ayer por la noche, cuando los manteros finalmente aceptaron la propuesta, cerca de las 20. Según explicó el delegado de los trabajadores, Rodrigo “Chipi” Valdéz, las autoridades porteñas realizaron una “propuesta superadora”.

El delegado de los trabajadores, Rodrigo "Chipi" Valdéz.

El conflicto comenzó más de 48 horas atrás, cuando el martes por la madrugada 200 efectivos de la Policía de la Ciudad iniciaron el desalojo a unos 2.000 puestos ubicados en la zona. El martes cerca de las ocho de la mañana, los manteros iniciaron un corte en la zona y hubo momentos de tensión cuando se cruzaron con las fuerzas de seguridad que intentaban desalojar la protesta.

Ayer se llevaron a cabo dos reuniones en la sede de la cartera laboral porteña. Cerca de las 20, un grupo mayoritario de los trabajadores había aceptado la propuesta, pero un grupo minoritario rechazaba la oferta y se negaba a ser censados y luego trasladados a un predio en Perón y Ecuador, y otro en La Rioja y Rivadavia, ambos a metros de plaza Once.

Los manteros iniciaron la protesta más de 48 horas atrás. 

De todos modos, la mayoría aceptaron la propuesta. De este modo, se les otorgará a los manteros una capacitación de sesenta días y un subsidio de $11.700 por dos meses, que serán otorgados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), una de las principales organizaciones que reclama contra el desalojo de los manteros en distintos puntos de la Ciudad, ya que consideran que afecta la actividad de los comercios tradicionales. Además, deberán registrarse en el monotributo social para poder trabajar.