Menu Big Bang! News
Política De chef a candidato

Martiniano Molina: "Quilmes parece un estado de posguerra"

En diálogo con BigBang el candidato a intendente de Quilmes por “Cambiemos”, Martiniano Molina, alertó sobre el estado del distrito del sur al cual definió como de “posguerra”. Intimidades y detalles de cómo se cocina la campaña política. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Esta vez sobre la mesa no puso sus exquisitos platos, sino que tiró todas y cada una de sus cartas políticas. Asegura estar jugándose todo y no tiene miedo al fracaso. Martiniano Molina, uno de los famosos cocineros argentinos, quiere recuperar para Quilmes todo lo que, según dice, perdió.

De recorrida. Martiniano y Macri caminan las calles de Quilmes. 

Hoy el municipio vive momentos críticos en cuanto a la contaminación, la inseguridad y la pobreza, Quilmes parece un estado de posguerra”, con esta polémica frase el cocinero intenta describir el panorama que atraviese su distrito natal.

Antes de sumergirse en el mundo político, el candidato a intendente de Quilmes por el espacio que conduce Mauricio Macri analizó todas las ofertas electorales y finalmente se acercó al PRO porque “comparte sus mismas metas”. Dice estar cansado de la división de los argentinos y quiere comenzar a revertir esa situación a partir de su trabajo en Quilmes. 

Polémico, Martiniano aseguró que Quilmes se asemeja a un estado de “posguerra”.

Recorre las calles de Quilmes a diario para intentar transmitir sus propuestas a los vecinos y asegura que su mayor preocupación es la salud de los chicos, la educación de los jóvenes y el estado edilicio de las escuelas. Además, polemizó sobre la presencia de la policía municipal que impulsó Daniel Scioli. “Alguien puede pensar que una persona está lista para combatir el delito en seis meses. La respuesta es no”, declaró con seriedad.

En sus caminatas por las calles del distrito del sur, Martiniano vivió situaciones particulares. “Tuve que llevar gente al hospital en mi propia camioneta”, contó el ex jugador de la selección argentina de Handball.

Abrazos. Macri acompaña a su candidato en Quilmes. 

En caso de ser electo en Quilmes impulsará un proyecto para aumentar el presupuesto alimenticio de los comedores y escuelas del distrito. Para Martiniano los $6,50 diarios que la provincia de Buenos Aires destina a cada chico no es suficiente. “Cómo alguien puede pensar que un chico se puede alimentar con seis pesos. Es una locura”, afirmó. 

Trabajo de obrero. Martiniano asegura que quiere recuperar lo que Quilmes perdió.

La preocupación por la falta de fiscales en la provincia de Buenos Aires dentro del espacio de Cambiemos también prendió las alarmas del cocinero quien explicó que en este sentido fue fundamental el aporte de la UCR y la Coalición Cívica. “Gracias al aporte de la UCR y la CC Ari hemos sumado casi 900 fiscales que van a ser claves en las próximas elecciones para evitar las irregularidades que eventualmente pueden ocurrir. El aporte fue clave”, expresó.

Pasado deportista. Martiniano jugó en la selección nacional de Handball. 

Nunca le cocinó a Macri

Martiniano nunca tuvo la oportunidad de demostrarle al candidato presidencial del PRO sus dotes culinarios aunque sí participó en varios eventos solidarios en los que cocinó. “Preparé platos en distintos eventos por lo que es probable que Mauricio Macri haya comido algo que preparé yo. Espero le haya gustado”, bromeó.