Menu Big Bang! News
Política el nuevo gobierno

Más simpáticos que Cristina, varios ministros inician una transición ordenada

La reunión entre Macri y Fernández de Kirchner, el martes en Olivos, fue fría y cortante. Pero las líneas inferiores, al menos algunas de ellas, ya iniciaron contactos y se genera un clima de colaboración con los nuevos ministros de Cambiemos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cristina fue la primera, pero no tuvo mucha onda. Recibió al presidente electo, Mauricio Macri, en la residencia presidencial de Olivos dos días después de que ganara la elección, pero no permitió que hubiera registro de ese primer encuentro.

Macri, sólo una palabras al salir de Olivos, el martes.

Macri quiso hablar con los periodistas, pero renunció a la idea, luego de ver a la hora de movileros y camarógrafos que lo esperaban sobre la calle Villate. En su entorno dijeron que hubieran preferido dar una rueda de prensa y el propio Macri diría más tarde que el encuentro no sirvió de mucho.

Pero debajo de la presidenta saliente los modos y las intenciones de los que se van tuvieron otro estilo. Primero fue el derrotado Daniel Scioli quien recibió a su sucesora María Eugenia Vidal en la casa de gobierno en La Plata y accedió a que hubiera fotos y videos del encuentro, aunque no hubo conferencia de prensa.

Mariotto y Salvador se renuieron en la residencia del vicegobernador bonaerense.

El vicegobernador bonaerense y titular del Senado provincial, Gabriel Mariotto, también se reunió el jueves 26 con el vice de Vidal, el radical Daniel Salvador. La reunión se realizó en la residencia oficial del vicegobernador. Tras el encuentro hubo intercambio de elogios.

Esta mañana, el jefe de gabinete que se va, Aníbal Fernández, se reunió en la Casa Rosada con quien ocupará su lugar a partir del 10 de diciembre, Marcos Peña, pero tampoco hubo imágenes.

"Fue una muy cordial charla, muy buena charla para trabajar un poco los temas de la transición que viene. Nos parece muy positivo que podamos ayudar a hacer una transición más relajada, más ordenada", expresó Peña a los periodista que lo esperaban en la vereda de la Casa de Gobierno.

El hombre que le dijo no a Cristina, Florencio Randazzo, quien se negó a ser su candidato a gobernador, también inició la transición en términos cordiales. Este jueves se reunió fuera de la Casa de Gobierno con Rogelio Frigerio, futuro ministro del Interior, y la semana próxima se encontrará con Guillermo Dietrich, designado ministro de Transporte.

Randazzo dejo trascender que estaba dispuesto a mantener todos los encuentros necesarios con los nuevos ministros y dispuso que sus colaboradores brindaran toda la información necesaria sobre temas en marcha como la renovación de los ferrocarriles como la electrificación del Ferrocarril Roca.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, ya se puso en contacto con Esteban Bullrich, y lo mismo hizo el secretario de Seguridad, Sergio Berni, con la futura ministra Patricia Bullrich. También el titular saliente de la AFIP, Ricardo Echegaray, ya se puso en contacto con su reemplazante, Alberto Abad, un viejo conocido suyo.

¿Pasará lo mismo con ministros más “K puros”, como Axel Kicillof y Julio De Vido? ¿O seguirán éstos el frío camino que marcó “la Jefa” en su primer encuentro con Macri presidente electo?