Menu Big Bang! News
La condena provocó la indignación de los familiares de las víctimas.

La condena provocó la indignación de los familiares de las víctimas.

Política Condena leve

Mató con su Audi, recibió una condena leve y dice que la culpa es una estaca

Recibió una pena de cuatro años y dos meses después de haber matado a dos personas con un auto de lujo después de haber cruzado dos semáforos en rojo. El fiscal había pedido que fuera condenado a nueve años de prisión y hoy anunció que recurrirá ante la Cámara de Casación Penal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Después de haber recibido ayer una condena leve, pese a haber matado a dos personas con un auto, el joven Lucas Trasancos, emprendió hoy una gira mediática para decir que está arrepentido. El fiscal anunció que apelará el fallo ante la Cámara de Casación Penal.

Trasancos fue condenado ayer por atropellar y matar a dos personas en el barrio porteño de Flores al cruzar dos semáforos en rojo con un auto de lujo. Aseguró que se trató de "un accidente involuntario" y dijo que lleva "la culpa como una estaca" por las dos muertes que provocó, por lo que fue condenado a cuatro años y dos meses de prisión.

Trasancos, que seguirá en libertad hasta que la condena quede firme, dijo que el hecho que ocurrió en septiembre de 2013 “fue un accidente involuntario, es algo que uno no tiene intención de hacerlo y estoy arrepentido y también estoy dispuesto a hablar con las familias de las víctimas".

"Me arrepiento de cada momento desde que pedí el auto y tengo una culpa como una estaca que voy a llevar toda la vida. Es irreproducible el dolor que se siente", indicó.

En declaraciones a varios medios, el condenado contó que el día del incidente iba por avenida Rivadavia y no vio el semáforo en rojo. "Yo circulaba por Rivadavia y la única moto que venía por desgracia era la de Ramos y ocurre esto. Yo no vi que estaban muertos. Pero sé que faltan dos vidas y es por culpa mía", señaló.

Por su parte, el fiscal Oscar Ciruzzi, que estuvo a cargo de la investigación de la causa y que había pedido 9 años para Trasancos, confirmó que va a apelar el fallo ante la Cámara Nacional de Casación Penal. Ciruzzi entiende que el condenado puede estar arrepentido por el hecho que protagonizó, pero él encontró pruebas para acusarlo de homicidio.

"El mantiene esta versión, puede estar arrepentido y le creo porque cualquier ser humano se arrepiente de un hecho como este, pero yo tengo probado que él cruzó dos semáforos en rojo a una velocidad mayor a la permitida, por eso sabía lo que estaba haciendo", explicó el fiscal.

Y agregó: "Yo quiero dejar en claro que encontré los elementos para el dolo, pero que Trasancos no estaba alcoholizado, ni tenía ingesta de drogas. Sí había restos de cocaína, pero era muy anterior y eso no generaba en el momento del hecho".

Además Ciruzzi aclaró que tanto Jacobo Ramos, de 21 años y Viviana Álvarez, de 25, que iban en la moto, cumplían con todas las reglas de tránsito. El hecho ocurrió el 13 de septiembre de 2013, cuando Trasancos que iba en el Audi TT por la avenida Rivadavia, en el barrio de Flores con exceso de velocidad, cruzó la calle Cuenca violando la luz roja del semáforo y así embistió a la moto en la que iban Álvarez y Ramos.

Los fundamentos de la sentencia, que fue duramente cuestionada por los familiares de las víctimas, se dará a conocer el próximo viernes 11 de septiembre