Menu Big Bang! News
Política Amor presidencial

Mauricio y Juliana, la historia de amor del futuro presidente y su primera dama

Él la define como “Negrita hechicera”. Ella levantó su perfil y lo acompañó durante toda la campaña. Cómo se conocieron y enamoraron, y cuál será el rol de ella en la gestión de su esposo. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ella era conocida en los medios pero inundó su imagen en las pantallas desde que su marido se postuló como candidato a Presidente. Hoy, Juliana Awada y Mauricio Macri son una pareja que es un clásico de las revistas semanales del corazón. No es para menos: son el futuro presidente y la futura primera dama del país.

La familia unida: Juliana, Mauricio y Antonia.

Sus encuentros durante una década en distintos clubes de golf y veranos en Punta del Este, no fueron suficientes. Recién cuando se toparon en un gimnasio de Barrio Parque, sucedió el amor. En el sillón de la diva de los teléfonos, Susana Giménez, contaron todos los detalles. 

No es que yo lo vi a Mauricio y me enamoré la primera vez. Pero cuando empecé a salir, inmediatamente sentí que era el amor de mi vida”, explicó Awada a  la revista Hola.

Según contó en varias entrevistas, ella lo observaba durante su rutina de ejercicios y él de vez en cuando levantaba la vista de la bicicleta fija y se miraban. Luego bastó con saludarse para que llegara el flechazo. El noviazgo se hizo público, se casaron y se convirtieron en padres de Antonia, en 2011.

"Gracias por haberme elegido, gracias negrita, mágica, única y hechicera. Ahora mi estado civil es feliz", dijo Macri en el altar. Se casaron en noviembre de 2010, en Costa Salguero. Él tenía 51 años; ella, 36.

"Es difícil hablar delante de tanta gente, lo más importante es que estoy muy feliz y estoy viviendo uno de los mejores momentos de mi vida y que lo amo", dijo Awada. 

Juliana y Mauricio, embarazados en su casa Los Abrojos, en Malvinas Argentinas.

“No es que yo lo vi a Mauricio y me enamoré la primera vez. Pero cuando empecé a salir, inmediatamente sentí que era el amor de mi vida

La fiesta de casamiento fue difundida por todos los medios.

CAMBIEMOS

Los cambios en la vida de ambos fueron muchos. Juliana incidió en la imagen de Mauricio Macri, que por ese entonces tenía un clásico bigote y estaba alejado de su familia. Además, modificó su alimentación y le dio importancia a la meditación. Ella creció como empresaria textil pero no dudó a la hora de acompañarlo en cada avance político.

 

 

#Repost @juliana.awada

Una foto publicada por Mauricio Macri (@mauriciomacri) el

 

Y pronto vivirán otros cambios más. Entre ellos, Awada anunció que la familia se mudará a la quinta de Olivos porque “desean vivir juntos, sin importar donde”.

“Acordamos que vamos a ir a vivir a Olivos porque lo importante no es dónde vivamos, sino que estemos todos juntos”. Y sobre lo que vivió el domingo, tras los resultados, dijo que “le explotó el corazón de alegría”. 

Pero algún fin de semana, sin dudas, lo pasarán en Los Abrojos, la quinta que la familia tiene en el partido de Malvinas Argentina y que BigBang mostró como nunca desde el aire.

“Acordamos que vamos a ir a vivir a Olivos porque lo importante no es dónde vivamos, sino que estemos todos juntos

NUEVO ROL

El rol de primera dama no es tan simple como parece. Lleva adelante una rutina de eventos, agendas y siempre debe estar preparada para acompañar a su marido. Sobre ese tema, Juliana asegura que es una persona tranquila, que confía en que las cosas van a salir bien y que se preparará para ello.

Juliana promete prepararse para ser una buena Primera Dama.

LOOK AWADA

Sobresale la elección por el blanco y la sutileza al maquillarse.

El look de Awada habla mucho de su personalidad tranquila y relajada. Sobresale su elección por los colores claros, texturas, como lino y gabardina, y camisolas bordadas en los mismos tonos para el día. Para la noche suma transparencias y lo combina con negro.

En cuanto a sus fragancias, le gustan los aromas frescos y prefiere perfumes florales. Y a la hora de elegir un menú para cocinar es muy clásica: milanesas con papas fritas, el plato que adoran sus hijas.

ANTONIA, LA PERLA DE LA FAMILIA

Tiene sólo 4 años y se convirtió en uno de los bastiones más fuertes de Mauricio Macri. Antonia, la más chica de los cuatro hijos del presidente electo, es carismática, fresca y desopilante.

Genera revuelo cada vez que habla o canta a favor de la presidencia de su padre. Y, frente a las cámaras de BigBang, la pequeña del clan sorprendió con sus chistes futboleros.

 

Se siente, se siente ���� #YolovotoaMM

Un vídeo publicado por Mauricio Macri (@mauriciomacri) el

La pequeña se apropió del despacho que su padre, el que mantendrá hasta el 10 de diciembre en la jefatura de Gobierno porteño, en la calle Uspallata, y recibió con normalidad la visita de Jorge Rial, cuando este sitio realizó la primera entrevista con realidad virtual en 360 grados.

“Hoy vi dos carteles de Boca viniendo para acá”, anunció la niña emocionada. “¿Y qué te dice tu amiga Nicky?”, indagó el orgulloso papá. “Que River es así (levanta el pulgar), pero yo digo que es así (baja el pulgar)”, advirtió.