Menu Big Bang! News
Política Por encubrimiento

Menem y Galeano se negaron a declarar en el juicio por la AMIA

Se trata de la investigación paralela por supuesto desvío de la investigación principal para esclarecer el atentado a la mutual judía que el 18 de julio de 1994 mató a 85 personas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El ex presidente Carlos Menem y el ex juez federal Juan José Galeano se negaron hoy a declarar en el juicio que investiga el encubrimiento del atentado a la AMIA, que el 18 de julio de 1994 mató a 85 personas,  que es llevado adelante por Tribunal Oral Federal 2, presidido por Jorge Gorini.

A través de una comunicación desde su propia casa, Menem se negó a “prestar declaración”. “Señor, me niego a declarar”, afirmó Menem desde La Rioja por videoconferencia.

El expresidente Carlos Menem está acusado de encubrir la investigación sobre el atentado a la AMIA.

Por su parte, Galeano se hizo presente para solicitar el mismo derecho: “Señor presidente, hace diez años que vengo dando explicaciones en esta causa.

Juan José Galeano fue el primer instructor de la causa, pero hace diez años que lo acusan de encubrirla.

El 18 de julio de 1994 murieron 85 personas por la voladura de la AMIA. En ese entonces, Menem era el presidente de la Nación mientras que Galeano fue el primer instructor de la causa. Luego de más de 21 años de investigación, la Justicia todavía no pudo demostrar cómo se llevó adelante el atentado.

“Señor, me niego a declarar.

Por eso, se abrió en paralelo la causa “Amia II” para comprobar el supuesto desvío de la investigación principal para dejar impune lo sucedido en la mutual judía. Entre los acusados también están el ex titular de la DAIA, Rubén Beraja, el ex reducidor de autos Carlos Telleldín, su esposa Ana Boragni, su abogado Víctor Stinfale, los ex fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia; el ex subjefe de la SI Juan Carlos Anchezar y el ex agente de inteligencia Patricio Finnen; y los ex comisarios de la Policía Federal, Jorge "Fino" Palacios y Carlos Castañeda.
El juicio busca establecer si en la primera investigación hubo encubrimiento y se apretaron testigos para armar falsas acusaciones, además del pago de 400 mil dólares a Telleldín para que involucrara a policías.