Menu Big Bang! News
Política bono o nada

Mesa de diálogo: reunión clave entre la CGT, el Gobierno y los empresarios

Los sindicatos piden un bono de 2000 pesos, pero la UIA se resiste. Macri suspendió un viaje a Neuquén y no se descarta que aparezca en la cumbre.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La CGT y el gobierno nacional volverán hoy a verse las caras desde las 10 de la mañana en la Casa Rosada en un encuentro que será decisivo para todos. A diferencia de los dos reuniones que tuvieron antes, esta vez a la mesa se sumará la pata que faltaba, el empresariado nucleado en el Grupo de los Seis.

La UIA, la Cámara de Comercio, la Cámara de la Construcción, la Sociedad Rural y las dos asociaciones de bancos (ABA y ADEBA) deberán escuchar reclamos que preferirían evitar: el bono de fin de año que demanda el sindicalismo y -que según anticiparon desde el triunvirato cegetista- debería rondar los 2000 pesos.  

Marcos Peña acompañará a Triaca en la reunión. El gobierno quiere cerrar el tema.

Sobre los empresarios, estará puesta toda la atención y la presión del sindicalismo. Los gremios esperan contar con la venia del gobierno nacional que -según le transmite a la CGT- considera que es hora de que los hombres de negocios también hagan un esfuerzo en una coyuntura difícil para todos. 

Desde la central fabril, el nuevo presidente de la UIA, Adrián Kaufmannanticipó la semana pasada en IDEA su negativa a conceder un bono especial: "En la UIA tenemos 815 paritarias y 1,3 millones de empleados. Un montón de convenios incluyen un bono de fin de año, otros lo dan en abril y otros no lo dan", le dijo a TN.

Desde la conducción de la central sindical en tanto adelantaron a BigBang que, si el Grupo de los Seis se niega a otorgar el bono, esta vez el paro nacional tantas veces anunciados se convertirá finalmente en realidad. Habrá que ver.

El presidente de la UIA, Adrián Kaufmann (ARCOR), estará en Casa Rosada. 

Para el primer encuentro del "Diálogo de la Producción y el Trabajo", se espera la presencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

Por la CGT concurrirán los triunviros Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid y parte de la mesa directiva en la que también está incluido el díscolo Pablo Moyano. El hijo del jefe camionero estuvo en la primera cita y faltó a la segunda con duras críticas. 

La cumbre de hoy llega después de una cita en la que el gobierno nacional otorgó un bono de 1000 pesos para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, además de la exención del Impuesto a las Ganancias para el aguinaldo de los trabajadores que cobren hasta 55 mil pesos.

El triunvirato irá hoy al tercer encuentro por el bono. Esperan respaldo del gobienro. 

Desde el sindicalismo aguardan la presencia de Mauricio Macri en la reunión. El presidente tenía previsto viajar hoy por primera vez a Neuquén a las 9 de la mañana para reunirse con el gobernador Omar Gutiérrez. Pero a último momento decidió suspender el viaje por razones climáticas, según informaron a BigBang desde la Casa Rosada. 

La presencia de Macri en Balcarce 50 alimenta las especulaciones de que el presidente participe de la cumbre en alguna instancia.

Tanto el gobierno nacional como el sindicalismo quieren evitar un escenario que -coinciden- no le conviene a nadie: la huelga general.   

El presidente suspendió su viaje a Neuquén. ¿Estará en la cumbre?

La reunión estará marcada por la tensión del reclamo sindical por el bono de fin de año de alrededor de 2.000 pesos, la oferta oficial de 1000 a quienes perciben la jubilación mínima y la Asignación Universal por Hijo y la reticiencia patronal a generalizar el adicional solicitado.

Antes de la reunión, Macri pidió a la dirigencia sindical una actitud "prudente" e "inteligente", que permita resolver "obstáculos" y de esa forma "ir generando empleo" en el país y Triaca advirtió que "no se impondrá" un criterio a las provincias para el eventual pago de un bono a empleados públicos, mientras que en el caso de los privados sostuvo que se deberá ver "sector por sector".

Sin embargo, el sindicalismo cree que está ante la gran oportunidad de obtener el bono que pretenden. Piensan que el camino terminó de allanarse durante el fin de semana en una cita que estuvo lejos de la Casa Rosada: la que protagonizaron en el Vaticano el presidente argentino y el Papa Francisco, principal promotor de una mesa de diálogo que incluya a la Iglesia y a los sindicatos.