Menu Big Bang! News
Política Falta el OK de Trabajo

Metrodelegados festejan que son un gremio formal; la UTA en "estado de alerta"

Aunque los Metrodelegados ya lo dan como un hecho, aún falta que el ministerio de Trabajo firme la personería gremial. En le medio, la UTA puede recurrir a la Justicia y apelar. Hoy se ausentó de una audiencia clave para compulsar afiliados.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Terminó la audiencia de cotejos de afiliados, como Menem, la UTA no se presentó Ganamos!!!! Salud compañeros!!!! Gracias a los que bancaron”, escribió este mediodía en su cuenta de twitter Norberto “Beto” Pianelli, el secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), más conocido como los Metrodelegados.

Néstor Segovia y Norberto Pianelli celebraron la ansiada personería gremial de los Metrodelegados.

Es que, tras largas postergaciones e impugnaciones, esta mañana los representantes de los Metrodelegados se presentaron, convocados por el ministerio de Trabajo, a una compulsa de afiliados con el gremio de donde se quieren escindir, la UTA (Unión Tranviarios Automotor) que comanda el oficialista, Roberto Fernández.

Hasta allí llegaron los trabajadores del subte con la pretensión de cotejar y demostrar que ellos, desde que crearon el gremio en 2008, tienen al menos unos 1500 afiliados trabajadores del subte de los 2500 afiliados que tiene la UTA.

Sin embargo la UTA, que resiste el cisma con todos los medios legales, políticos y de los otros que posee, no se presentó a la compulsa. Pero al promediar la tarde, un cable de la agencia DyN, anunció que ese gremio se encontraba en estado de alerta y movilización y no se descartaba la interrupción de los servicios de corta, media y larga distancia. El motivo: “el reclamo de mayores medidas de seguridad” le dijo Fernández a DyN.  ¿Extorsión de los viejos caudillos gremiales?

Roberto Fernández, toma un masaje en la playa durante una vacaciones en el Caribe. Fue retratado por la Revista Noticias.

Lo único que falta para que los Metrodelegados obtengan la tan ansiada personería gremial, es la firma del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que en algún momento les había dicho que esta saldría pero que, por otra parte, no podía hacerse de un día para el otro. Tomada por estos días va vaciando su despacho y deberá firmar la personería.  

De todos modos el líder de la UTA ya había dicho días atrás que si la compulsa no lo favorecía, apelaría “a su derecho de recurrir a la Justicia”, aunque destacó que “no habrá medidas de fuerza”.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, deberá rubricar la personería antes de asumir su banca como diputado porteño.

Lo peor que puede ocurrirle a los Metrodelegados, ya bastantes curtidos en la compulsa con la UTA, es que tengan que esperar a los tiempos judiciales en caso de que se haga efectiva la apelación. Pero en el fondo ya pueden cantar victoria. Habrá que ver si Tomada, finalmente estampa su firma y queda en la memoria de los grandes gremios como el ministro de Trabajo y peronista, que le abrió la puerta al cisma gremial. Porque a la vuelta de la esquina, muchos gremios de base, con ideología de izquierda, están agazapados esperando para copiar a los Metrodelegados. Y dinamitar el brazo sindical tal como lo había pensado, hace 75 años, el general Juan Perón.