Menu Big Bang! News
Política Panamá Papers

Mossack Fonseca: las lujosas oficinas donde se crearon las sociedades

Panamá Mossack Fonseca es un exclusivo estudio de abogados reconocido a nivel internacional por su operatoria en la creación de sociedades offshore en paraísos fiscales. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Sus oscuros cristales son toda una muestra de la reserva que esta firma ofrecía a sus exclusivos clientes. El edificio de Panamá Mossack Fonseca, ubicado en la calle 54 Este, era hasta ayer un lugar seguro para aquellas personalidades que a través de esta empresa crearon sociedades offshore en paraísos fiscales.

El frente de Mosack Fonseca, la firma que hoy está en los diarios de todo el mundo. 

El escándalo a nivel mundial que generó la filtración de once millones de documentos del estudio panameño dejó en la mira de la Justicia a esta poderosa firma internacional. Los papeles muestran como Mossack Fonseca ayudó a clientes a confeccionar sociedades en paraísos fiscales, operatoria que no es ilegal, pero que está vinculada al lavado de dinero y la evasión de impuestos.

El estudio es reconocido por sus servicios para crear sociedades offshore. 

La compañía que realizó operaciones que vinculan al presidente Mauricio Macri y a Lionel Messi, entre otros, asegura que ha operado de forma intachable durante 40 años y que jamás ha sido acusada de actividades criminales. El escándalo de "Panamá Papers", puso en el eje de atención a este polémico estudio.

La firma fue vinculada a presidentes, deportistas y empresarios de todo el mundo. 

Los documentos muestran vínculos de esta empresa con 72 Presidentes y ex mandatarios, entre ellos dictadores acusados de saquear sus propios países.

Incluso Mossack Fonseca fue el estudio que se encargó, a través de una subsidiaria en Estados Unidos, de crear unas 120 firmas en el estado de Nevada por las que habría fraguado millones de dólares el empresario Lázaro Báez, socio de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner. Todas las firmas de Nevada eran a su vez controladas por una única firma con sede el sucursal de Mossack Fonseca en las Islas Seycheles.