Menu Big Bang! News
Motivos personales: la "excusa" de los funcionarios que se van

Política ¿VERDAD O EXCUSA?

Motivos personales: la "excusa" de los funcionarios que se van

Desde los más recientes casos de Ernesto Sanz y Francisco De Narváez, algunos de los más recordados de distintos funcionarios que dejaron sus cargos por esa causa. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Son sólo dos palabras, pero suficientes para justificar de la manera más diplomática la salida de cualquier tipo de cargo: “motivos personales”. Muchas veces suena a que hay algo más detrás, una excusa fácil para no explicitar los verdaderos motivos. Desde directores técnicos, a los más altos funcionarios de la política la han esgrimido para explicar la renuncia a sus cargos.

Aquí BigBang hace un repaso de los más recientes, empezando por Ernesto Sanz, el titular de la UCR quien, tras participar activamente de la campaña que contribuyó a la elección de Macri como presidente, decidió dar un paso al costado.

ERNESTO SANZ

Cambiemos recién empezaba a saborear las mieles del triunfo del ballottage cuando recibió el primer golpe de la manera más inesperada. El senador mendocino, al que el nuevo presidente le había ofrecido el ministerio de Justicia, anunció su retiro de la política.

“He decidido recuperar el espacio de hombre, que es el espacio de mis amores, de mi lugar en el mundo y también el espacio de sueños de vida que fui postergando mucho

Ernesto Sanz renunció un día después del triunfo de Macri.

El anuncio fue a través de una carta en su página de Facebook: “He decidido recuperar el espacio de hombre, que es el espacio de mis amores, de mi lugar en el mundo y también el espacio de sueños de vida que fui postergando mucho - demasiado- tiempo y que ha llegado la hora de concretar. No voy a ocupar ningún lugar ni en el Gobierno ni en mi Partido. Lo saben ya Mauricio Macri y los máximos dirigentes del radicalismo; y lo saben, como corresponde, antes de esta carta y fruto de conversaciones íntimas, emotivas y muy pero muy valiosas”.

FRANCISCO DE NARVÁEZ

Todavía le quedaban dos años más de mandato, hasta diciembre de 2017. Sin embargo, Francisco De Narváez sorprendió con la renuncia a su banca de diputado. El legislador nacional por el partido Unión Celeste y Blanco escribió una carta, que aún no fue difundida, en la que, al igual que Sanz, aduce “razones personales”.

Aunque le quedaban dos años de mandato, De Narváez renunció a su banca.

El empresario de origen colombiano será reemplazado por Claudia Rucci, la segunda de su lista. De Narváez había llegado por primera vez a la Cámara en 2005, cuando fue electo en el cuarto lugar de la lista que encabezaba Hilda “Chiche” Duhalde. Sin embargo, su gran momento político se dio cuatro años más tarde, cuando derrotó a las candidaturas testimoniales de Néstor Kirchner, Daniel Scioli y Sergio Massa.

Este año su nombre sonó como posible candidato a gobernador bonaerense por el Frente UNA, pero abandonó sus aspiraciones luego que se difundiera un video donde se lo veía agrediendo a un periodista de La Plata.

JUAN CARLOS MOLINA

En mayo, y después de un año y medio de gestión, el cura Juan Carlos Molina renunció como titular de la secretaría de prevención de las adicciones (Sedronar).

El padre Juan Carlos Molina dimitió a su cargo en el Sedronar.

El cura sólo se limitó a informar que su decisión era por los motivos ya conocidos a través de una serie de 12 tweets, en los que, además, agradeció a sus colaboradores y a la Presidenta y se comprometió a seguir trabajando por “la causa”. ¿Cuáles son los “motivos personales” que motivaron la renuncia? Nadie lo supo explicar. “Está en paz”, fue todo lo que transmitieron sus colaboradores.

Aníbal Fernández se aferró al mismo libreto. “Estuvo conmigo, me expresó que creía que había cumplido su objetivo y que por motivos personales se apartaba y me dejó la renuncia, que luego fue aceptada por la Presidenta”, comentó.

La renuncia sorprendió porque se produjo meses antes del final del mandato de la presidenta, teniendo en cuenta que era un funcionario de su extrema confianza. Había asumido en diciembre de 2013, pero conocido a los Kirchner a comienzos del 2000, en Santa Cruz.

RAFAEL BIELSA

Lo curioso es que el antecesor de Molina, Rafael Bielsa, también dimitió por “razones personales”.

El antecesor de Molina, Rafael Bielsa, también renunció por “razones particulares”.

El ex canciller estaba al frente de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico desde hacía poco más de un año.

ABAD Y ECHEGARAY

En marzo de 2008, el entonces titular de la AFIP, Alberto Abad, y el titular de la Aduana, Ricardo Echegaray, le informaron al entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, que renunciaban por “motivos personales”.

Abad y Echegaray le presentaron su renuncia a Alberto Fernández. 

ALEJANDRO MARAMBIO

En enero del año pasado, Alejandro Marambio decidió dar un paso al costado como titular del Servicio Penitenciario Federal luego de estar menos de seis meses en su cargo.

Marambio, cuando asumió en el Servicio Penitenciario. 

Con una amplia trayectoria en la materia, Marambio vivía en España cuando fue convocado para suceder a Víctor Hortel, quien se había alejado del cargo tras la fuga de 13 presos del penal de Ezeiza. El funcionario, quien ya había sido jefe del SPF entre 2007 y 2010, adujo que debía regresar a España por “razones personales”.

JULIO DREIZZEN

El entonces subsecretario de Finanzas renunció inesperadamente a su cargo luego de una reunión con funcionarios del FMI. Dreizzen era la mano derecha del secretario de Finanzas, Daniel Marx, quien en ese momento se encontraba en medio de una delicada gestión destinada a lograr la reprogramación de la deuda pública.

Daniel Marz, por entoncessecretario de Finanzas, lo adoptó como su mano derecha.