Menu Big Bang! News
Política ¿En acción?

Moyano pisa el acelerador y golpea con bloqueos a las mineras en 5 provincias

En la víspera de la reunión clave con el gobierno por el bono de fin de año, Camioneros retomó las medidas de fuerza contra las caleras de San Juan, Mendoza, Córdoba, Salta y Olavarría. Esta vez, los bloqueos son por tiempo indeterminado y pueden afectar la provisión de agua.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Hugo Moyano volvió a enviar hoy una señal que genera inquietud en la Casa Rosada. El jefe del sindicato de Camioneros piso el acelerador y le dio rienda suelta a los reclamos contra las mineras en cinco provincias.

La ofensiva del poderoso gremio de los Moyano llega justo dos días antes de que la CGT vuelva a reunirse con el gobierno de Mauricio Macri para definir la respuesta al reclamo por el bono de fin de año para los trabajadores del Estado y el sector privado. 

El conflicto entre Camioneros y las caleras comenzó en setiembre y no encuentra solución definitiva, pese a que hace dos semanas Moyano padre y el gobernador de San Juan Sergio Uñac se reunieron para sellar una tregua en persona.

Pablo Moyano. Se quejó ante el gobierno por el trato preferencial para las mineras.

La Federación exige que los choferes pertenezcan a Camioneros, y denuncia que las compañías transportistas que operan en las caleras no pagaron los aportes previsionales en los últimos 10 años. En juego están $474 millones adeudados a los trabajadores: el gremio hace responsables a las mineras por no haber exigido la libre deuda sindical.

Desde las caleras responden que ellos podrían empezar a exigirlo, pero de ninguna manera hacerse cargo de la supuesta deuda de los transportistas.

El conflicto apareció incluso en la primera de las reuniones que la CGT tuvo con el gobierno nacional por el bono de fin de año y el Impuesto a las Ganancias. El más combativo de los Moyano, Pablo, le reprochó a los cinco ministros de Macri que participaban de la reunión el trato preferencial que el gobierno le otorgó a las  mineras con la baja de las retenciones.

La medida podría afectar a las plantas potabilizadoras de todo el país.

Hoy el sindicato de Moyano anunció, a través de un comunicado, que retomó los bloqueos en 18 caleras de cinco provincias porque los reclamos siguen vigentes y las soluciones prometidas no aparecieron. 

"Informamos que desde las primeras horas del día de la fecha, La Federación de Camioneras ha retomado la medida de fuerza en las caleras y canteras EL BACHO, LOS CERROS, MASUT, SAN JUAN, EL TRIUNFO, VALLECITO, CEFAS, SOFIA, FGH, KORICH, SIBELDO, CIENAGUITA, ALBORS, ZINGALE, EL MILAGRO, CHOYA, ZAPALA y AMBAR ENTRE OTRAS, los lugares de conflicto son: las provincias de SAN JUAN, SALTA, CORDOBA, MENDOZA y la ciudad de Olavarria, esto es como consecuencia de que nunca se soluciono ninguno de los pedidos que se elevaron tras de haber detectado personal en negro (no registrado) y contratación fraudulenta de transportes que no registran personal en sus nóminas, condiciones de trabajo insalubres, y la falta de condiciones de seguridad e higiene, no es la primera vez que se lleva a cabo, y ante el desconocimiento de las mencionadas empresas del reclamo, esta medida será por tiempo indeterminado".

Moyano con el gobernador Uñac, a fines de setiembre. La tregua duró poco.

Durante los días de conflicto de setiembre pasado, la manifestación tenía a 300 miembros del sindicato de Camioneros (Stotac) de San Juan bloqueando las rutas 319 (nacional) y 351 (provincial), en Los Berros, Sarmiento; donde se encuentran localizadas las caleras. No podían ingresar ni salir camiones de 14 industrias de ese departamento, al igual que en cuatro provincias más. 

Ahora, ante el recrudecimiento del conflicto, las empresas advierten que el bloqueo que sufren las caleras puede traer aparejado el desabastecimiento de cal en las plantas potabilizadoras de agua de Capital Federal, provincia de Buenos Aires y otros puntos del país. Este es el caso de AYSA, Aguas de Córdoba, Santa Fe, Formosa, Mendoza. La cal es un insumo imprescindible para las plantas potabilizadoras.